Máxima ha conseguido perder 10 kilos gracias a ella y reducir hasta tres tallas. La dieta de la Reina consiste en comer cinco veces al día, raciones pequeñas, poca grasa (a excepción del aceite de oliva), pocos hidratos de carbono, nada de azúcar y verduras y frutas con moderación. Además, solo come los alimentos al vapor, a la plancha o el horno. La dieta está pensada para producir cetosis, es decir, que el cuerpo que no tiene casi hidratos de carbono para «quemar», utiliza la grasa acumulada consiguiendo así la deseada pérdida de peso.

Máxima de Holanda luce una nueva y estilizada figura con 10 kilos de menos
Máxima de Holanda luce una nueva y estilizada figura con 10 kilos de menos
Máxima, en pleno momento coca-cola light
Máxima, en pleno momento coca-cola light

Además Máxima combina estos hábitos alimenticios con suplementos personalizados a base de proteínas y aminoácidos. que de forma natural se encuentran pescados, leche y huevos. Se trata de un método acuñado por la empresa NewFysic, que incluyen también los consejos de un entrenador personal y trucos y consejos para no volver a engordar. Más que una dieta, es aprender a comer mejor y parece que Máxima ya está aplicando algunos de estos nuevos principios a la alimentación de sus hijas: Alexia, Amalia y Ariane, que, como ella, tienen tendencia a coger peso.

La reina ha eliminado de su dieta las grasas y el azíucar
La reina ha eliminado de su dieta las grasas y el azíucar

Pero no todo resulta tan fácil. Máxima ha tenido también que practicar ejercicio aeróbico como correr y bici para complementar la dieta y los medios holandeses dicen que se ha podido someter a algún tratamiento para quitarse la grasa de las caderas.

Eso sí, de momento, la Reina, ha eliminado el argentino dulce de leche de su dieta, producto que consume ya solo en ocasiones «especiales».

maxima2
La Reina ha complementado su dieta con ejercico aeróbico y suplementos de vitaminas