El exmarido de la reina Letizia habla por primera vez en un libro autobiográfico

Alonso Guerrero perseguido por la prensa en 2003, tras el compromiso matrimonial de Letizia y Felipe.

Hasta ahora, Alonso Guerrero, el exmarido de la reina Letizia, había sido un ejemplo de discreción, pero la esposa de Felipe VI no debe estar muy contenta tras conocerse la decisión que aquel ha tomado.

Guerrero, que es escritor, va a publicar el próximo 9 de marzo, una novela con la editorial Berenice, perteneciente a Almuzara. Nada debería resultar molesto para nadie, teniendo en cuenta que se trata de su profesión, que no es la primera novela que publica y que los personajes y la historia se enmarcan dentro de un contexto de ficción. Pero todo cambia cuando la editorial se apresura a apuntar que, aunque con personajes ficticios, la historia tiene apuntes autobiográficos del autor.

La novela si titula ‘El amor de Penny Robinson‘, y según explica la editorial desde su página web, “narra un caso real sin precedentes: la transformación de un hombre con una vida sin sobresaltos en un personaje mediático a quien, por el hecho de haber estado casado con la que iba a convertirse en reina de España, la prensa del corazón persigue para arrancarle los pedazos no solo de lo que pueda contar, sino de lo que es. Da la casualidad de que quien vivió esta anomalía es escritor”.

Durante 13 años, Alonso Guerrero se ha mantenido callado con respecto a su vida en común junto a Letizia.

Parecía que Letizia podía respirar tranquila en lo que se refería a su pasado junto a Alonso Guerrero. Así lo había hecho, al menos, durante estos 13 años. Guerrero, incluso, reconoció que había llegado a rechazar ofertas millonarias por parte de canales de televisión que proponían entrevistarle. Dejó claro, para tranquilidad de la reina, que él no estaba en venta.

Pero ahora, desde la editorial Berenice, advierten que Guerrero “escribe el relato de lo que vivió y, sobre todo, de cómo lo vivió. La novela es una ficción que pudo convertirse en realidad, pero también una realidad que necesita la ficción para parecer creíble. Pocas veces hemos asistido a una incursión en la magia inexplicable, a menudo trágica, que cambia la vida de los elegidos por el azar”.