La familia Markle: un clan capaz de arruinar la boda de Harry y Meghan Markle

Meghan Markle está viendo cómo se van publicando noticias sobre su familia a tres días de su boda con el príncipe Harry.

La cuenta atrás ha comenzado. El príncipe Harry y Meghan Markle están a punto de vivir uno de los días más felices de sus vidas y ya está todo preparado. Sin embargo, no todo lo que rodea a este enlace matrimonial es bueno. Y es que a días para el ‘sí, quiero’, saltó un escándalo del que la casa real británica no se ha pronunciado por el momento.

Y es que Thomas Markle, el padre de la futura mujer del príncipe Harry, se ha metido en un gran lío. Y es que firmó con un paparazzi llamado Jeff Rayner hacerse una serie de instantáneas. Más tarde las vendió como unas “fotos robadas” por unos 100.000 euros y ahora le han pillado.

[El padre de Meghan Markle, pillado traicionando al príncipe Harry a un mes de la boda]

Una cámara de vigilancia vio cómo Thomas Markle y el fotógrafo coincidían en el mismo cibercafé, donde se hizo precisamente una de las fotos supuestamente robadas. En este local, pillaron al padre de Meghan Markle viendo una página web con información de la boda de su hija, algo que estaba preparado.

El príncipe Harry y Meghan Markle están a punto de vivir uno de los días más increíbles de sus vidas.
A este escándalo se suma la última noticia sobre la definitiva ausencia del padre de Meghan Markle a la boda de su hija. Podría haber sido el encargado de llevar a su hija al altar de la capilla de San Jorge del Castillo de Windsor, pero finalmente no será así, lo que ha provocado las dudas de quién será la persona que finalmente acompañe a la actriz al altar.
 
Y es que Thomas Markle sufrió un ataque al corazón la semana pasada y se tendrá que someter en estos días a una cirugía para “destapar arterias, reparar daños e instalar un ‘stent'”, según publica el portal TMZ. “Odio la ida de perderme uno de los mejores momentos de la historia y de llevar a mi hija al altar”, ha desvelado el padre de Meghan a este mismo portal.
 
 
Ante este panorama, el padre de Meghan Markle pudo haber contactado con su exmujer y madre de la actriz para que fuera ella, Dora Ragland, la que ocupara su lugar. De hecho, podría haber volado ya desde Los Ángeles, lugar donde vive, hasta Londres, para prepararse para el gran día.
 
La madre de Meghan Markle podría ser la encargada de llevar a su hija al altar ante la operación quirúrgica de Thomas Markle.
No es el único escándalo que rodea a la familia de Meghan Markle. Y es que su hermano Thomas, de 51 años, que vive en Oregón, fue arrestado el pasado año por apuntar con un arma a su novia. Este no dudó en escribirle una carta al príncipe Harry para decirle de manera contundente: “A medida que pasa el tiempo para su boda, queda muy claro que este es el mayor error en la historia de las bodas reales. Obviamente, Meghan no es la mujer adecuada para ti. Tú y la Familia Real deberíais poner fin a esta falsa boda de cuento de hadas antes de que sea demasiado tarde”.
 
 
También en Oregón se encuentra viviendo su sobrino Tyler Dooley, hijo de su hermano Thomas, que con tan solo 25 años cultiva marihuana en el lugar en el que vive, donde es legal. Ni su hermano ni su sobrino asistirán el próximo 19 de mayo a la boda real porque no están invitados.
 
La que tampoco está invitada es su hermana, que con 53 años está escribiendo un libro sobre la vida de Meghan Markle, donde la acusa de trepa y de no ayudar a su padre cuando tiene problemas financieros. Sea como fuere, Meghan Markle ha preferido mantenerse al margen de la publicación de estos problemas familiares y parece que sigue centrada en los preparativos del gran día.