Cristina Pedroche, embajadora de Ipanema, nos habla de sus proyectos y de su amor

Cristina Pedroche repite una temporada más como embajadora de la marca de sandalias Ipanema. Con un vestido corto negro y dorado de Capriche acompañado de sus sandalias favoritas de la marca, la presentadora estaba radiante y feliz por volver a colaborar con la línea, dejando caer que para la siguiente colección le gustaría poder diseñar las suyas propias.

 

Cristina, estás muy morena, ¿cuál es tu secreto para estar así en mayo?

Bueno ya sabéis que yo soy morena de serie, esto viene de familia que si conociérais a mis padres lo entenderíais. Pero es verdad que estuvimos en Miami en semana santa, ahora hemos estado en Dubái unos días, hemos estado trabajando pero quieras que no algo de sol pillas. También es verdad que estoy todo el rato echándome crema porque me cuido mucho la piel.

Y así estas de guapa

Claro es que la vida es así, esa gente que es tan guapa y dice yo no me hago nada, sólo bebo agua…, a lo mejor es verdad pero en mi caso no. Yo como de todo pero me mato más en el gimnasio de lo que como.

Pero comer la comida de un 3 estrellas Michelin no tiene que engordar tanto

Esa es la cosa, mucha gente me dice que desde que estoy con David he adelgazado, claro porque es que estoy comiendo muy sano pero muy rico, yo antes comía sano pero casi sin sabor y eso es un rollo al final te cansas y a la media hora tienes un hambre…

Y ahora ¿cocinas mejor?

Yo no cocino, eso sigue igual. No hijos y no cocina.

¿No queréis tener hijos?

Ahora no, yo siempre he querido pero es verdad que está pasando a un segundo plano porque cuando tienes un hijo tienes que dárselo todo y yo ahora no tengo tiempo, para hacer las cosas a medias no las hago. Nuestras carreras van tan bien que alguno de los dos tendría que frenar y yo no quiero frenar y él tampoco.

Tampoco hay prisa, si tenéis toda la vida por delante.

No hay prisa de nada tengo 29 años y soy muy joven. Yo ahora quiero comerme el mundo y quiero trabajar mucho porque en la tele nunca se sabe. David no, David siempre va a tener trabajo, es el mejor cocinero del mundo y la gente siempre va a querer comer bien pero en mi caso puede haber un momento que la gente se canse de mí, entonces yo tengo que trabajar ahora mucho y hacerme un colchoncito.

¿Se podría decir que eres muy previsora?

Sí, desde pequeña, yo vengo de familia humilde y cuando tú ves lo que cuesta ganar el dinero a tus padres y a tus abuelos eso te hace ser así. Mi madre sigue trabajando más de 8 horas al día, a mucha gente se le sube a la cabeza, pero a mí me gusta ahorrar.

Entonces tu familia sigue siendo la de siempre ¿no?

Mi familia, mis amigos y yo misma. No pude tener más suerte conociendo a David que es igual que yo y lo que le preocupa es su familia, sus amigos y su trabajo, el resto le da igual. Le da igual si está sentado comiendo Brad Pitt o mi vecina del quinto, sólo quiere que disfruten comiendo.

¿Y el restaurante de Londres qué tal?

Londres va muy bien, nos ha costado que los ingleses entendieran un poco el concepto pero al final lo hemos conseguido. Y mira que gastronómicamente la ciudad no es fácil, nosotros que llevamos 1 año y medio hemos visto cerrar muchos restaurantes de nuestro alrededor ósea que estamos muy felices.

También ese éxito se debe a que os implicáis mucho

Ese es el secreto, David yo creo que es de las personas que en el poco tiempo libre que tiene está todo el rato en Instagram buscando todos los platos de la gente de Londres y cada vez que ve algo que no está como quiere, llama por teléfono, está a todo.

¿Y como pareja es también tan perfeccionista?

Sí, ese es el éxito de nuestro amor y de nuestra fuerza. Yo también soy muy perfeccionista, odio que las cosas salgan mal porque cuesta lo mismo hacerlo bien que mal y de hecho si las haces mal luego lo tienes que hacer bien y cuesta el doble.

A pesar de vuestros trabajos, siempre pasáis mucho tiempo juntos, normalmente eso hace que surjan roces, discusiones… ¿tenéis muchas?

Yo es que pienso que no hay que perder el tiempo, hay veces que hay cosas que me molestan pero son tonterías como hoy que se ha dejado las zapatillas en el salón. Pero es que somos muy empalagosos, no discutimos casi nada.

¿Y las vacaciones como se presentan?

Pues trabajando y espero que por lo menos tengamos dos semanitas para desconectar.

¿Tienes algún proyecto nuevo?

Hay cosas, pero bueno ahora no es muy buena época, ya empieza el verano… Yo poquito a poco, no me gusta pensar tampoco a largo plazo que luego me hago ilusiones.

En estos últimos meses ha salido tu nombre en varios medios por la relación que tuviste con Miguel Torres el actual novio de Paula Echevarría ¿Cómo es vuestra relación ahora?

Con Miguel yo estaba en Sé lo que hicisteis, en ese momento tenía 21 años y era muy joven, conoces a gente, sales y entras pero romance no teníamos, le vi dos veces pero dio la casualidad de que nos tomaron una foto. Y con Paula me llevo muy bien, es una maravillosa mujer, trabajadora, madre y de todo. Estoy súper feliz de verla tan radiante y guapísima, a parte no le puede ir mejor todo, me alegro muchísimo porque es estupenda.