Alta cocina magrebí: Al Mounia

Alta cocina magrebí: Al Mounia

Ha pasado más de medio siglo desde que esta joya gastronómica, representación impecable y veraz de la cocina marroquí, se instaló en el corazón de la capital. Hablamos de Al-Mounia, el restaurante que sumerge al comensal en el más auténtico ambiente palaciego magrebí y donde su cocina exuberante y llena de sabores sorprende a todos sus visitantes.

 

Sus salas son la fiel representación del lujo y la majestuosidad árabe. Creadas por maestros marroquíes destaca el ornamento de sus paredes y techos, con arcadas, azulejos y artesonados hechos a mano, al igual que los irregulares y preciosos mosaicos que visten sus paredes. Un trabajo impecable que llevó un duro trabajo de más de tres años y que a día de hoy sólo puede ser restaurado por artesanos de la vieja escuela. Un privilegio para sus comensales que podrán disfrutar de un auténtico almuerzo en el icono gastronómico magrebí de la ciudad.

Su cocina exuberante, sabrosa y especiada crea una carta repleta de platos típicos preparados cuidadosamente por cocineros marroquíes. El tabulé, los fajines, la pastela, el cous cous y sus populares brochetas de carne conviven en este menú que hace honor a la tradición y excelencia de la gran cocina de Marruecos.

Pero Al-Monuia da un paso más. Tras años de experiencia y después de deleitar a sus comensales con platos típicos y con los que una gran mayoría se sienten familiarizados (cous, cous, humus, ensalada Tabulé) ofrece a sus comensales creaciones si cabe más tradicionales.

Hablamos de platos como la Pastella farci (un delicioso hojaldre con pollo y almendras), la paletilla de cordero lechal al horno, los tajines de distintas carnes o la sopa Harira, creada con diversas hortalizas, legumbres, carnes, mantequilla y especias, que aportan al organismo humano los nutrientes fundamentales, además de constituir una excelencia gastronómica sorprendente.

Para finalizar esta experiencia y dejar un dulce sabor de boca en este viaje al más puro de las mil y una noches encontramos su carrito plagado de pasteles como el mamoul de dátil, la chebakia de chocolate, el pestiño o el cuerno de gacela.

Todos los platos elaborados bajo la premisa de la experiencia, la autenticidad de la alta cocina marroquí y el mimo y cuidado que su buen producto requiere.

Un experiencia inolvidable que se completa con un exquisito servicio que cuida hasta el más mínimo detalle. No es de extrañar que la embajada Marroquí tenga como lugar fetiche este local con tanta historia y tanto sabor.

Lo bueno: Un viaje al lujoso mundo gastronómico de Marruecos sin salir de la ciudad.

Lo mejor: Inigualable decoración, servicio y sabor.

Precio medio: 40€

Dirección: Calle Recoletos, 5 Madrid. Teléfono 914 35 08 28

 

@Mysevendays

@almouniaalmounia

#altacocinamagrebí

 

Alta cocina magrebí: Al Mounia

No hay comentarios

Dejar una respuesta

  Acepto la política de privacidad

Debes aceptar la política de privacidad para poner comentar