Tras su despido de Telecinco, ella quiso despedirse de la cadena vistiendo de luto. Un sutil guiño que no hemos podido pasar desapercibido.


Fue, sin duda, la protagonista de la cuarentena. Toda la atención se centró en ella en el momento en el que descubríamos que Alfonso Merlos, el que por aquel entonces era su pareja, le estaba siendo infiel en plena pandemia. Tal relevancia tuvo este peculiar trío amoroso que, desde entonces, Marta López ha pasado más tiempo en los platós de Telecinco que en su propia casa. Acudía como colaboradora algunas mañanas a Ya es mediodía, el programa matutino de Sonsoles Ónega, y muchas tardes a Sálvame. Algunas noches la pudimos ver cocinando y comiendo en La última cena y muchas otras opinando en Sábado Deluxe. No paraba quieta y se la veía más feliz que de costumbre.

Entre tanto trabajo, la colaboradora también supo hacer un hueco para el amor. Hace unos días conocíamos la noticia de que había comenzado una relación sentimental con Efrén Reyero, extronista de Mujeres y Hombres y Viceversa. La exconcursante de Gran Hermano estaba en uno de sus mejores momentos profesionales pero también personales. Hasta el pasado miércoles cuando todo se vino abajo y Mediaset anunciaba a través de un comunicado que prescindía de su colaboración en los diferentes programas de la cadena. ¿El motivo? Su «actitud públicamente irresponsable». Y es que Marta López, que es muy activa en las redes sociales, compartió varios vídeos en su Instagram donde  la veíamos disfrutar del Festival Starlite de Marbella y abrazar a varias amigas mientras no llevaba la mascarilla, obligatoria en lugares públicos.

Luto para los días más tristes

La cadena solo se limitó a hacer público este comunicado y a poner en marcha el protocolo médico para evitar los contagios entre el resto de sus trabajadores. Por su parte, Marta López aún no ha dado ningún tipo de declaración y ha desactivado los comentarios de su cuenta de Instagram. Sin embargo, la ex gran hermana sí que ha lanzado un sutil mensaje en su última foto de la red social que no hemos podido pasar desapercibido. Y lo ha hecho a través de su ropa. La colaboradora eligió publicar una foto con un vestido negro en el que fue, sin duda, uno de los días más tristes de su carrera profesional; un vestido de luto que nos hace intuir cómo se siente en estos duros momentos.

Bajo el título «Yo ya he estado aquí» y con un bonito vestido de encaje negro, la colaboradora dejaba claro que ella ya ha vivido situaciones similares anteriormente y que, muy probablemente, vuelva a salir a flote. Una imagen vale más que mil palabras y estas que ha publicado la excolaboradora de Telencinco, lo demuestran.