Victoria Federica cumple 20 años y analizamos su transformación en cuestión de estilo. ¿Qué queda de esta niña que veíamos con vestiditos?


Este miércoles, Victoria Federica cambia de década y cumple los 20 años. Desde que cumpliera la mayoría de edad, la hija de la infanta Elena y Jaime de Marichalar se ha convertido en una it-girl y todos sus looks son analizados con lupa. Mucho más hippie y bohemia que las chicas habituales de su rango de edad y posición, Vic (como la llaman sus amigos) tiene su propio estilo, acorde con su personalidad. A pesar de haber nacido en la Familia Real, ha querido desvincularse de esos vestidos pomposos y rimbombantes que se asocian a los estilismos de las altezas y ha querido crear su estilismo boho chic.

Victoria Federica ha dejado de lado los looks más princesa

Cuando conocimos a Victoria Federica y la veíamos paseando con su madre, la infanta Elena, y sus abuelos, Don Juan Carlos y Doña Sofía, apostaba por prendas como vestidos cortos en verano y plumas calentitos de marca en invierno. Ahora, sabe cómo sacarse el mayor partido posible. Sus estilismos interesan, los detalles de sus prendas gustan y cualquier complemento que se ponga genera cientos de búsquedas en Internet. La pequeña de la familia Marichalar Borbón tiene un estilo muy particular que, además de ocupar más de un titular, inspira a algunas. Puede no gustar pero la realidad es que su look siempre genera expectación.

Ahora, apuesta por pantalones de campana, que se han convertido en uno de sus favoritos dentro de su armario; camisas vaporosas con detalles llamativos y los chalecos son su mejor seña de identidad. Aunque durante sus últimas apariciones públicas, también hemos visto su lado más sexy enfundada en una mini falda negra combinándola con una sudadera de Loewe con el que consiguió el perfecto ‘black and white’ en clave ‘sport’.

Conforme pasan los años, Victoria Federica sigue ganando seguidores y aplausos dentro del mundo femenino. Ya ha acaparado portadas de muchos medios de moda y sus prendas se agotan cuando se la ven a la nieta favorita del Rey Juan Carlos. Eso sí, en lo que no cambia es en cuestión de melenaza. A pesar de que nosotras somos fan de los cortes bob, aunque en la redacción hay para todos los gustos, lo cierto es que no nos imaginamos a Vic sin su característica larga melena. Hemos buceado por el archivo y hemos encontrado las pruebas de cómo ha evolucionado el estilo de Victoria Federica: de una niña que vestía con aires más pijos a la más hippie y estilosa de su pandilla. Sea como fuere, se ha convertido en una inspiración con todos sus looks. Os lo mostramos.