La extriunfita ha querido sorprender al mundo creando una marca de ropa cuyo nombre no ha convencido a absolutamente nadie.


El mundo está lleno de malas ideas y, cuando se trata de dar nombre a una marca o establecimiento más aún. En el ámbito automovilístico hay ejemplos para dar y regalar. Uno de los errores más sonados fue el del lanzamiento del Mitsubishi Pajero pero también el del Mazda Laputa, que no dejaron indiferente a nadie con sus apellidos demasiado obscenos. Sin embargo, estamos seguros de que no hay que pisar ninguna gran fábrica de coches para encontrar tales meteduras de pata. Pobremente, si damos una vuelta por nuestra ciudad podremos encontrar numerosos locales cuyos nombres dejan mucho que desear. Peluquería Calvo, Funeraria Palma Peña, Óptica Casimiro… O incluso sin salir de casa, a través de Internet. No hay más que ver el nuevo proyecto de Soraya. La exconcursante de Operación Triunfo ha decidido lanzar su propia marca de ropa online bajo un nombre un tanto extraño que no ha tardado en desatar la polémica.

Y no es para menos. La extremeña que conquistó el mundo en Eurovisión con su canción La noche es para mí ha tenido la brillante idea de crear una línea de coloridas sudaderas para todo tipo de perfiles (hombres, mujeres y niños) bajo el nombre de Chochete. Sí, hija, chochete. Un nombre que no solo se lee en la etiqueta sino que es el protagonista absoluto de todas  y cada una de las prendas de la colección. Vamos, que si te haces con una sudadera Made in Soraya vas a ir por la vida con esa ¿divertida? palabra en tamaño XXL en el pecho. Llamadnos raritos pero no lo vemos.

Una marca de ropa que ha generado oleada de críticas

Aunque la cantante se ha intentado justificar, dejando claro que es una expresión típica de Extremadura y Andalucía y que su hija Manuela la usa para dirigirse a todo el mundo; a nadie le ha resultado convincente su explicación. Twitter, la red social donde nace y muere todo el drama, se ha llenado de bromas y críticas a la extriunfita. «Estar comiendo en un restaurante, manchar tu blusa de vino y decirle al camarero: «perdone, ¿Tiene algo para limpiarme el Chochete?» ha escrito @Xuxipc; «¿Hay algo más vulgar?» ha criticado @AntoniuttiT; o «Que no sé, pero lo mismo no te sale ropa cuando pongas «Soraya Chochete» en Google» ha tuiteado @sopadeyegua. Una reacción que era de esperar.

Parece que la joven emprendedora, lejos de haber tomado una decisión inocente, ha querido entrar de lleno en el ojo del huracán y buscar sembrar la polémica. Ella debe conocer bien cómo funciona el mundo de la publicidad y tener muchas nociones de marketing, por lo que es probable que lo único que buscaba con esto era llamar la atención. Aunque sea para mal. Si no, no entendemos como alguien en su sano juicio ha decidido llamar a su marca de ropa Chohete. ¡CHOCHETE! Un despropósito que no estamos muy convencidos de si funcionará. Eso sí, publicidad gratuita ya tiene (y mucha).