El bautizo ha tenido lugar en Madrid, ciudad en la que Paula Echevarría y Miguel Torres tienen fijada su residencia habitual. Tras el nacimiento de su primer hijo en común, la pareja se ha dejado ver junta y feliz disfrutando en familia de uno de los momentos más emotivos de la celebración. El pequeño Miki, al igual que la madre, estaban preciosos.

Paula ha vuelto a dejarnos sin palabras. Ha lucido un vestido, hecho a medida y en exclusividad para ella, de Atelier Fernando Claro. Un diseño en color blanco radiante, palabra de honor, con mangas abullonadas y detalles de flores en relieve en la parte delantera. La falda era de lo más sencilla: de largo midi, lisa y con el bajo ligeramente acampanado.

Ha completado su look con un clutch y unas sandalias decoradas con perlas de diferentes tamaños de Jimmy Choo, en el mismo tono que el vestido. En cuanto a joyas, unos pendientes largos para poner el broche de oro a uno de los días más importantes de su vida. Ella es la reina de los looks de invitada y estamos seguras de que este modelito será copiado hasta por las novias más modernas.

En cuanto al look ‘beauty’, Paula Echevarría apostó por la sencillez

La ‘it girl’ lució uno de los peinados más sencillos y además tiene un efecto rejuvenecedor inmediato. Se trata de una combinación muy fácil de hacer: por un lado la raya al medio, el cabello suelto y liso y el peinado detrás de las orejas. Este tipo de peinado es tan minimalista que se vuelve de lo más elegante, sobre todo cuando, al llevar el pelo detrás de las orejas, se dejan a la vista los pendientes.

Otra de las características de este look es que se suele dejar que la melena caiga sobre la espalda y así da protagonismo a los hombros y la parte delantera del vestido. ¿Un plus? Sienta bien a todo tipo de rostros, incluso a los más alargados.

Por último, la influencer apostó por maquillaje clásico en color ‘nude’, con labios pocos marcados y delineado de ojos en color negro. Los labios en tonos claros ofrece la ventaja de que queda bien con cualquier color de ojos y tono de piel y puede ser usado tanto de día, como de noche. Y, en las uñas, la manicura francesa de toda la vida que es, también, la más fina.