Madre e hija han unido fuerzas para presentar, bajo el sello de su marca No ni ná, una fantástica colección de bolsos que nos ha enamorado por completo.


Cuando tradición, familia, calidad, cariño, alegría y buen rollo se juntan, surge la magia. Una magia que recibe el nombre de No Ni Ná y que no es otra cosa que el fruto del esfuerzo y la pasión de Paz Padilla y Anna Ferrer. Madre e hija se han unido (aún más todavía) para crear una primera colección bolsos y carteras que respira (e inspira) alegría y vitalidad por todas partes. Se trata de una línea de marroquinería hecha a mano en España, concretamente en Ubrique, que, tal y como definen ellas mismas, es «mitad Zahara y mitad corazón». Y es que su marca, de estilo informal, desenfadado y muy relajado bebe mucho del ritmo de vida gaditano pero también de la filosofía de vida de la actriz y de la influencer. Ambas derrochan buen humor y eso es precisamente lo que han querido dejar imprento en su primera colección de complementos.

Aunque madre e hija presentaron su proyecto el pasado miércoles en el conocido restaurante Pólvora, de Madrid ante la atenta mirada de amigos y periodistas; no fue hasta ayer, jueves, cuando pudimos echar un ojo a la web y descubrir su primera (y esperemos que no última) colección de bolsos, que se une a la línea de sudaderas y camisetas que están disponibles en su tienda online desde el pasado verano y que fueron un auténtico éxito.

No Ni Ná, bolsos muy en tendencia hechos con mucho mimo

Se trata de una colección formada por bolsos, carteras y llaveros con forma de adorable raspa de pescado (el símbolo de la marca) que no pueden ser más ideales. Todos ellos disponibles en cinco tonos diferentes combinables entre sí e intercambiables que hacen que cada pieza sea única y totalmente versátil. Hay modelos en negro, marrón, amarillo, azul petróleo y rojo y todos ellos resultan tan llamativos como originales.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de NO NI NÁ (@noninazhr)

Aunque hay varias piezas donde elegir, los bolsos son, sin duda, los auténticos protagonistas de esta línea. En formato saco pequeño pero con un tamaño perfecto para guardar móvil, cartera, llaves, gel hidroalcohólico, mascarilla y un pintalabios, su diseño es innovador y a su vez extremadamente ponible. Los imaginamos llevándolos cruzados con unos jeans de talle alto, una camiseta de algodón, una bonita blazer oversize y unas sneakers; pero también con unos buenos botines de tacón, una falda midi y una blusa de inspiración boho. Y es que su diseño funciona tanto para el día a día como para las ocasiones más especiales.

Los bolos están elaborados en piel de napa de cordero español, hechos a mano en España y presentan una fornitura de metal acabado en oro; lo que deja claro que Paz Padilla y Anna Ferrer han cuidado hasta el más mínimo detalle de su proyecto más especial. No nos extraña que estén tan orgullosas con el resultado, pues son una auténtica maravilla y estamos seguras de que los veremos en más de un street style. ¡Nosotras estamos deseando hacernos con el nuestro pero aún no hemos sido capaces de decantarnos por solo un modelo!