La modelo Mar Flores lleva un vestido que puede servir de inspiración para ponerle un poco de color a estos primeros días del otoño.


Aún quedan días de verano… al menos en el recuerdo, que es de lo que ha tirado Mar Flores para mostrar uno de los vestidos que pueden servir de inspiración para el otoño, porque tenía un color que fue tendencia en la temporada de primavera y verano pero que se puede adaptar también al otoño, especialmente en estos días en los que las calabazas cobran especial protagonismo.

Un vestido perfecto también para invitadas

La modelo ha compartido unas instantáneas en las que luce un vestido de color naranja que es pura inspiración para cualquier invitada a una boda, sea de mañana o de tarde, y que, como no podía ser de otra forma, a Mar le sienta de maravilla. El vestido es obra del diseñador andaluz Roberto Diz.

El largo llega hasta la rodilla, aunque como va fruncido en un lateral, desde ahí sale un adorno que da movimiento a una falda que queda ajustada a la cintura. La parte superior de la prensa también va fruncida y termina en un escote palabra de honor que va acompañado con un volante y con un tirante ancho sobre el hombro derecho que le da ese toque diferenciador.

Mar lo pasea por una playa sin más complementos que su melena suelta, pero este diseño se adapta a todos los espacios. Solo hace falta dar con el clutch y las sandalias adecuadas y se convertirá en un estupendo look de cóctel.

Del verano al otoño

Aunque Mar lleva este tono en clave veraniega, nos da una pista sobre algo que venimos advirtiendo desde hace unas semanas: que el naranja, un color que fue tendencia durante la temporada más calurosa del año se está adaptando para continuar en nuestros armarios también durante el otoño.

Porque además encaja en la gama de colores naturales y combina bien tanto con verdes como con los clásicos blanco y negro. Solo hace falta encontrar esa prenda de un tono que, aunque parezca complicado, puede ser un punto de luz en un estilismo.

Sea a modo de vestido, como en el caso de Mar Flores, o en forma de camisetas, sudaderas o pantalones de pana, que llegarán con fuerza en esos colores tan otoñales como el marrón o en granate. El naranja se adapta a la nueva temporada, claro que apostando también por looks más urbanos, más adaptados al día a día, para dejar de ser algo más que el color de las calabazas y los adornos de Halloween.