Una nueva cita en la capital de Madrid ha reunido a un cónclave VIP, que incluso ha contado con presencia internacional. Nadie se ha querido perder la fiesta que ha organizado Aquazzura, la firma de los zapatos más exclusivos que se han convertido en los favoritos de las famosas. Rostros conocidos de la talla de Mar Flores, Nati Abascal o Victoria Federica no se han querido perder esta cita. Todos los asistentes han sacado sus mejores galas y se han puesto a la altura (nunca mejor dicho) de la conocida firma de zapatos. Tiros largos, tocados en la cabeza y piezas exclusivas es lo mínimo que hemos visto desfilar en la alfombra desplegada en el Palacio de Fernán Núñez, actual sede de la Fundación de los Ferrocarriles Española donde ha tenido lugar esta cita.

Victoria Federica ha sido una de las invitadas más elegantes de la noche

Este palacete ha acogido una cena de gala a la que no ha faltado nadie. Los invitados más VIP han posado ante el photocall con sus mejores galas, lo que nos ha permitido ver lookazos de altos vuelos. Convirtiéndose en nuestra inspiración para la Navidad, diseños en negro, trajes de lentejuelas y vestidos con aberturas de infarto han sido los grandes protagonistas de la noche. Una de las más elegantes y espectaculares de la noche ha sido Victoria Federica. La hija de la infanta Elena y Jaime de Marichalar ha sorprendido con su faceta más sobria y adulta al elegir su outfit para la noche.

DL-u522870-045
Gtres

Victoria Federica ha triunfado al elegir un vestido largo en negro, de tirantes finos y con algunos pequeños volantes dispuestos a lo largo de todo el diseño. Una pieza sencilla que le sentaba como una segunda piel y con la que ha logrado conquistar los flashes de los fotógrafos que no se han perdido esta cita repleta de elegancia y glamour. A sus pies ha elegido unas minimalistas sandalias metalizadas en tono violeta, a juego con su pedicura. Obviamente, ha llevado las uñas maquilladas al mismo tono que sus zapatos. Ha dejado su melena suelta con un aire desenfadado y ha dejado todo el protagonismo de su maquillaje a sus ojos. Un auténtico 10. ¡Wow! Pero no es la única…