En otoño y en invierno todas lo tenemos claro: los abrigos de paño son los reyes del armario. Pero, dar con un patrón de abrigo que se adapte perfectamente a todos nuestros looks y que sea súper combinable y, además, cómodo, no es tan sencillo. Por suerte, este año, Isabel Jiménez nos enseña un diseño clásico que, a pesar de que a priori parece muy básico por su silueta y color, funciona genial con absolutamente todas las piezas de nuestro guardarropa.

Isabel Jiménez abrigo paño
Slowlove

Es de Slow Love‘, la firma que creó junto a su gran amiga Sara Carbonero en el año 2015. Es un abrigo largo en color crudo y tienen un cinturón de paño de la misma tela y color que el resto de la prenda, también se anuda a la cintura y hace un tipazo increíble. Además incorpora bolsillos laterales. ¿Lo mejor? No aporta volumen y es de lo más elegante.

ISW20220820-P-524431196-37
Slowlove

El abrigo de Isabel está rebajado. Si antes costaba 139 euros, ahora cuesta 104 y es perfecto para que lo empieces a estrenar ya y lo lleves hasta primavera. Al final es un tipo de pieza que vas a poder usar temporada tras temporada, porque los abrigos de paño tienen esa esencia clásica que hace que no pasan de moda. Por lo tanto, es casi una obligación tener al menos uno. ¿Te animas con un abrigo así?

Fichamos el abrigo largo de paño de Isabel Jiménez

¿Sabes cuál es el secreto de un perfecto look invernal? Aunar prendas básicas de fondo de armario con un buen abrigo de paño. Y es que cuando el mercurio baja, los abrigos se convierten en la prenda por excelencia.

abrigo-15
Slowlove

El clásico color crudo es vital para darle un toque elegante a cualquier outfit. Da igual el estilo, un abrigo de color claro se adapta a cualquier prenda. ¿Lo mejor? Solo necesitarás unos pantalones vaqueros y un jersey de estilo clásico para conseguir un estilismo 10. Esta es la fórmula que sigue Isabel y el resultado es sencillo y aporta grandes dosis de estilo.

Puedes añadir unas zapatillas de color blanco crear un look más casual y en el que prima la modernidad, o botas altas de tacón para un estilismo más sofisticado y sobrio. Las opciones son variadas, pero todas geniales.