Cuenta atrás para la boda de Flora González, la presentadora de ‘El Tiempo’ en Cuatro y Telecinco y Carlos, su novio desde hace cinco años. Un bucólico escenario en el pulmón de Córdoba y rodeada de olivos y en plena naturaleza, será el mágico escenario del «Sí, quiero», el próximo sábado 27 de agosto. Tras la ceremonia civil, tendrá lugar la celebración, cuyo eje central será una espectacular finca andaluza. Acompañarán a los novios, en su día más esperado, aproximadamente 170 invitados entre familiares y amigos, mucho de ellos llegados desde Santander, tenido en cuenta las raíces del novio.

Y, como no podía ser de otro modo, el vestido de la novia es uno de los mayores misterios. Ella misma asegura para SEMANA que el día de su boda irá ‘espectacular’. Desde hace ya varios años, la andaluza (nació en Andújar) se ha convertido en una de las referentes de moda más seguidas de nuestro país. Su estilo, ultra femenino y atrevido en las formas, ha hecho que pongamos en ella el foco de atención. «Mi vestido de novia es una auténtica joya y muy divertido«, nos decía muy ilusionada en una reciente entrevista.

Y, aunque los detalles más íntimos del diseño seguirán siendo, como manda la tradición, uno de los secretos mejor guardados hasta el próximo sábado, sí nos ha confesado algunos detalles. Por ejemplo, que ha querido primar la moda española en su día más especial. Lo ha hecho apostando por una conocida firma española, reconocida por su impecable trayectoria en el sector nupcial y por sus diseños artesanales. De hecho, la marca fue la elegida por María Pombo el día de su boda.

Desvelamos el secreto mejor guardado de Flora González: «Mi vestido es de todo menos tradicional»

Flora González

Flora nos ha dado muchas pistas de cómo será tu traje de novia. Nos ha avanzado que es muy «original y nada clásico: «Es un vestido de diva total, podría ir con él perfectamente a una gala ‘Met’’. Se trata de un diseño muy elaborado sostenido por la filosofía ‘más es más’, donde las transparencias y el encaje juegan un papel fundamental. Es un vestido actual, pero que a la vez no pasa de moda, por eso asegura que se lo pondrá como look de invitada en cualquier alfombra roja. «No llevará ni volantes, ni volumen, pero sí transparencias, aberturas, encaje y pedrería«, detalla entre risas.

Lo cierto es que se trata una pieza exclusiva porque la diseñadora lo ha ido creando sobre su propio cuerpo, con incrustaciones de pedrería y florecitas. «Yo he estado muy involucrada en todo el proceso y mi madre también». De hecho, los diseños elegidos por su madre y sus hermanas también son de esta firma.

Por lo tanto, con estos antecedentes, estamos seguras de que nos vamos a sorprender. ¡La respuesta la sabremos el sábado!