Es de una diseñadora femenina, está especializada en vestidos y ha desfilado en la Fashion Week en varias ocasiones. Así es su marca favorita.


En más de una ocasión hemos hablado del amor de la Casa de Alba por los diseños y las prendas creadas por Inés Domecq. La diseñadora jerezana, casada desde 2008 con Javier Martínez de Irujo, nieto de la duquesa de Alba, creó su propia marca de ropa, The IQ Collection, hace poco más de un año, después de lanzar varias colecciones junto a Coosy y ya se ha convertido en una de las más queridas de las socialités españolas. Se la hemos visto a varios miembros de la familia Alba en más de una ocasión. ¡Hasta la Reina Letizia se ha atrevido a llevar sus piezas! No obstante, y aunque el éxito de la marquesa de Almenara es innegable, hay otra firma de moda que ha conquistado de lleno a Eugenia Martínez de Irujo y a su hija, Tana Rivera. Y eso es de lo que os venimos a hablar en este artículo.

Un claro signo de que te gusta (y mucho) una marca de ropa concreta es que, cuando tienes una ocasión especial como puede ser una boda o un esperado evento, siempre acudes a ella. Y eso es exactamente lo que le ocurre a la hija y a la nieta de la duquesa de Alba con Teresa Helbig; la diseñadora catalana que triunfa año tras año en la pasarela de la Semana de la Moda de Madrid.

Teresa Helbig, la marca de ropa favorita de Eugenia Martínez de Irujo (y también de Tana Rivera)

Eugenia Martínez de Irujo y Tana Rivera, siempre que tienen un evento importante, confían en Teresa Helbig para sus looks. Estos siempre son la mar de acertados y suelen tener unos aires románticos y bohemios muy característicos. La duquesa de Montoro ha vestido con diseños de Teresa Helbig en sus apariciones más recientes. Ayer mismo eligió un vestido de la marca para acudir a la entrega de los Premios Chicote 2021 y esta misma semana se dejó ver en el Festival de Cine de San Sebastián con una falda de la firma.

Su hija, por su parte, aunque la ha llevado en menos momentos, siempre que la ha elegido ha sido porque la ocasión lo merecía. La última vez fue el pasado mayo, en la boda de Carlos Fitz-James Stuart y Belén Corsini en el Palacio de Liria; donde la joven eligió un precioso vestido azul bebé con detalles de costuras en negro, pequeños lunares en blanco y zonas semitransparentes. Un look ideal para un día ideal.