Su estilo es completamente diferente pero su pasión por la moda las une (y mucho). Ayer llegaron a San Sebastián Eugenia Martínez de Irujo y Tamara Falcó y, como siempre, derrocharon elegancia.


Ayer en San Sebastián reinó la elegancia y el buen gusto. La ciudad de La Concha está celebrando estos días la 68º edición del Festival Internacional de Cine; y una de los estenos más esperados era el de Oso, el documental que narra la historia de Tous, una de las casas de joyería más importantes de nuestro país y que este 2020 cumple un siglo desde su fundación en 1920. A esta importante proyección, acudieron muchos rostros conocidos y amigos de la marca. Sin embargo, dos fueron los que llamaron nuestra atención y protagonizaron un peculiar duelo de estilo que, sin duda, acabó en un clarísimo empate técnico. Hablamos de Eugenia Martínez de Irujo y Tamara Falcó, que no quisieron dejar de apoyar a la firma patria en este importante momento.

La duquesa de Montoro y la futura marquesa de Griñón llegaron a la ciudad vasca pisando fuerte y es que, sus estilismos de día, aunque cómodos y más informales, ya nos enamoraron. La hija de la duquesa de Alba, haciendo gala de su característico estilo boho, aterrizó con un bonito vestido de estampado ético, lleno de color de IQ Collection, la firma de Inés Domecq; que combinó con unos botines negros con plataforma y una camiseta de cuello cisne también en negro, perfecta para la bajada de temperaturas. Por su parte, la hija de Isabel Preysler prefirió ir más cómoda pero sin dejar a un lado la elegancia y se enfundó en un traje rojo desestructurado que llevó con zapatillas de deporte y camiseta de algodón blancas. Dos estilos muy diferentes pero igualmente perfectos.

Eugenia Martínez de Irujo y Tamara Falcó, musas de Tous en el Festival de San Sebastián

Para pisar la alfombra roja, Eugenia Martínez de Irujo y Tamara Falcó volvieron a repetir estrategia pero obviamente las dos apostaron por looks mucho más arreglados. Una en vestido y la otra en pantalón, ambas lograron enamorarnos con sus elecciones. La mayor de las dos apostó por un vestido de corte similar al que llevó por la mañana, pero en esta ocasión en tonos negro y dorado firmado por la española Teresa Helbig. Con mangas volante, escote en V y bajo ligeramente evasé, la hija de Cayetana de Alba estaba más radiante que nunca. La colaboradora de El Hormiguero, sin embargo, prefirió optar por un atrevido conjunto de dos piezas de Carolina Herrera. Formado por un pantalón de pinzas negro y un top palabra de honor decorado con dos grandes lazadas, la combinación lograba estilizar su figura y generar relieve justo en las zonas adecuadas. A modo de calzado, optó por una sencillas sandalias de tiras de Mango.

Como no podía ser de otra forma, tanto Eugenia como Tamara llevaron accesorios de Tous. Y es que la duquesa ha diseñado una colección para la marca y la marquesa es imagen de la firma en su cuenta de Instagram. Sin duda, sus joyas fueron la guinda del pastel perfecta para una noche en la que ninguna de las dos podía estar más guapa.