Sencillamente espectacular. Vicky Martín Berrocal hizo arder Sotogrande con un look tan impactante como elegante. El vestido, un traje largo liso con mangas abullonadas y escote recto con pliegues, nos llamó la atención porque pese a ser sencillo tienen un detalle que atrapa: los hombros al descubierto. Es un diseño de fiesta de su propia firma de moda, Victoria Coleccion. Una pieza, hecha a mano, que realza su fabulosa y nueva figura y es un auténtico acierto. Y es que, la diseñadora sevillana, una mujer exuberante y con mucha clase, siempre nos deja las mejores propuestas de invitada.

La boda de Álvaro Castillejo, con la periodista Cristina Fernández Torres, ha dejado lookazos para el recuerdo. La primera que nos cautivó con un diseño fue Isabel Presyler, que se coronó como la perfecta madrina gracias a  un vestido de tubo con escote bañera en color azul cielo y de corte midi, del diseñador Roberto Diz. Y ahora es Vicky quien nos seduce con su último modelito pensando para lucir tipazo. La andaluza completó el estilismo con un clutch en plateado. Si quieres el vestido de Vicky, este diseño ya no está disponible en su página web, pero te dejamos en nuestra galería tres modelos de su firma, en el mismo tono y con el mismo aire.

Vicky Martín Berrocal es fiel al peinado que rejuvenece el rostro a cualquier edad

Como es decíamos, el vestido de Vicky tiene un escote recto que deja parte de los hombros al descubierto, por eso la mejor opción es elegir un recogido para dar más protagonismo al look. En este caso, lució, como de costumbre, el pelo recogido haciendo de él casi un sello personal.
Si normalmente lleva  un moño bajo pulido con raya en medio (también conocido como el sleek low bun), en esta ocasión sorprendió con una coleta alta trenzada, que está ideada para atraer miradas. Sí, vale, es clásica, pero a la vez es muy sofisticada y juvenil.

Y para el maquillaje… la diseñadora sabe lo bien que le sienta el ahumado y siempre recurre a él para las citas importantes. Lo elige siempre en tonos marrones con toques rojizos, una sombra marrón oscuro y un bronce precioso para rematar el interior del párpado. Finaliza con un eye-liner muy marcado para agrandar y rasgar la mirada.