Carmen Lomana lo ha vuelto hacer. Nos ha creado la necesidad de tener un abrigo de pelo blanco como el suyo: calentito y elegante, a partes iguales


”Días de frío, pero con un buen abrigo se acabó el problema”. Así ha vestido Carmen Lomana su último posado invernal, en el que un abrigo de pelo blanco ha acaparado toda nuestra atención. La elección de la empresaria es una apuesta elegante con la que consigue elevar al infinito la prenda más cotizada de los próximos meses. Además, gracias a su diseño limpio, será la pieza perfecta de fondo de armario, viable tanto para nuestro día a día como para destacar en algún evento de importancia. 

Todos los años ocurre lo mismo, con la bajada de las temperaturas, llegan los confortables abrigos de pelo. Con ellos no tendrás que ponerte capas y capas de ropa para resguardarte del frío. Es una prenda que denota estilo y elegancia en quién lo viste. Elegir el más adecuado es primordial porque, ten en cuenta que el abrigo es prácticamente lo únicos visible de nuestros looks y debemos valorar que sea lo más bonito, original y sofisticado posible. 

Carmen Lomana tiene el abrigo de pelo que todas queremos

Los hay de todas las versiones posibles. En liso, con estampado animal, combinados con flecos y de distintos largos y cortes, con maxi cuellos, cinturones y un largo etcétera. En cuanto a los colores, la paleta es infinita. Son los colores neutros los que siguen dominando el ‘street style’, pero este año la tendencia pasa por gamas cromáticas más eléctricas y llamativas. 

Pero sea como fuere, es la pieza favorita de las que más entienden de estilo, como es el caso de Carmen Lomana. Ella los luce como nadie, como una auténtica diva de Hollywood.  Lleva décadas siendo una de las mujeres mejor vestidas de nuestro país y una vez más lo ha vuelto a demostrar y por todo lo alto. Ella los luce como nadie, como una auténtica diva de Hollywood. 

Lleva décadas siendo una de las mujeres mejor vestidas de nuestro país y una vez más lo ha vuelto a demostrar y por todo lo alto. Por eso, si tú también has caído rendida a ese abrigo de pelo blanco, en nuestra galería te proponemos una opción parecida que hemos encontrado.

Guía práctica de cómo llevarlos 

Los abrigos de pelo de colores neutros (como el de Carmen Lomana) son los más fáciles de combinar. Estos colores van desde el clásico blanco, hasta el negro, pasando por los tonos acaramelados o toda la gama de grises. Estos los puedes completar con cualquier prenda porque funcionan genial con todo. Pero si quieres sorprender de verdad, añádele un toque de cuero y verás.

Los tonos más atrevidos como el rojo, amarillo, morado o verde son la opción más acertada para dar un plus de color a estilismos monocolor (en plena tendencia esta temporada).  En este caso, el abrigo será el protagonista indiscutible del outfit.