La hija de Carolina de Mónaco cumple 35 años. La más bella y glamourosa, lo demuestra con estos looks que ha lucido a lo largo de los años


El 3 de agosto de 1986 nacía en el hospital Princesa Grace de Mónaco la hija de Carolina de Mónaco y Stefano Casiraghi. La pequeña Carlota Casiraghi estaba destinada desde la cuna a tomar el relevo del glamour y elegancia de las damas del pequeño Principado y ha cumplido con creces. Heredera de la espectacular belleza de su abuela, la mítica actriz Grace Kelly reconvertida en la mejor de las princesas, o de su propia madre, la princesa más bella y chic, Carlota cumple 35 años y llega a la madurez en su mejor momento. Imposible ser más guapa y tener más estilo. En Carlota Casiraghi nada es impostado, ni excesivamente producido, en su ADN lleva marcado ese charme, que sin proponérselo, la convierte en la más espectacular de todas (con permiso de mamá Carolina).

Carlota Casiraghi tan preocupada por la filosofía como por la moda

Aunque en todas sus apariciones públicas caemos rendidas al estilo de Carlota, parece que la hija de Carolina de Mónaco tiene tanto interés por la filosofía como por la moda. En ello ha centrado su vida. Licencia en Filosofía por la prestigiosa universidad de la Sorbona de París, es autora, junto a su profesor Robert Maggiori, del libro Archipiélago de pasiones, que se editó en 2018.  En él, ambos dialogan sobre sentimientos humanos como la amistad, la paciencia, el odio… También organiza encuentros filosóficos en Montecarlo y es la anfitriona de Les Rendez-vous littéraires rue Cambon, unos encuentros literarios organizados por la firma Chanel, de la que es embajadora desde comienzos de 2021.

De esta forma Carlota Casiraghi une sus dos grandes pasiones: la moda y los libros. El mundo de la moda siempre ha estado presente en su vida y ha mantenido una relación comercial con algunas de las grandes firmas. Primero fue con Gucci, convirtiéndose en modelo de los emblemas de la firma italiana, algunos de los cuales ya había llevado su abuela, como los mocasines, y ahora con Chanel.
Su trabajo como embajadora de la firma francesa también tiene un componente sentimental. La maison francesa siempre ha sido la que la ha vestido tanto a ella como a su madre en las ocasiones más especiales, y su antiguo director creativo, el fallecido Karl Lagerfeld, era como uno más para la familia.

Casada y madre de dos hijos

Casada con el productor de cine Dimitri Rassam, hijo de Carole Bouquet (más glamour en la familia), y madre de dos hijos: Raphaël, nacido de su relación con el actor Gad Elmaleh, y Balthazar, con Dimitri, Carlota mantiene en charme de las mujeres de la familia.

Por eso aprovechamos su 35 cumpleaños para hacer un repaso a todos esos looks con los que nos ha maravillado a lo largo de estos años.