La hija menor de Isabel Preysler ha elegido un traje de lo más elegante para una celebración familiar. Así ha sido la elección de Ana Boyer.


Últimamente no se prodiga demasiado en actos sociales, pero cuando lo hace, Ana Boyer suele estar entre las mejor vestidas. Esta vez no era un gran evento, sino una celebración familiar, pero la hija menor de Isabel Preysler fue una de las mejor vestidas gracias a un traje de chaqueta y pantalón que además iba perfecto para la temperatura del día.

La celebración que reunió a las Preysler fue el acto de lanzamiento de la nueva etapa de la Cátedra Vargas Llosa, que se presentó a las afueras de Madrid en una reunión al aire libre que congregó a un nutrido grupo de invitados que degustaron platos del chef Mario Sandoval. El escritor fue el protagonista de una velada en la que estuvo acompañado por Isabel Preysler así como por Tamara Falcó y Ana Boyer, que llegó con su marido, el tenista Fernando Verdasco.

El traje azul de Ana Boyer

Y si Tamara se decantó por un vestido de inspiración boho para la reunión, quien destacó fue Ana Boyer, que eligió con tino un traje de chaqueta azul que le sentaba de maravilla. El traje lo firmaba Michael Kors, aunque es difícil de encontrar, porque no está a la venta en su web española. Seguramente Ana lo adquiriese en uno de sus múltiples viajes y se lo puso para una comida en la que no podía encajar más.

Lo acompañó con unos botines negros de tacón que quizá eran lo que menos encajaba en el conjunto, que iba acompañado por un ligero jersey de punto de la misma tonalidad. Sin embargo, el estilismo de Boyer tiene visos de ser replicado, especialmente estos días en los que queda patente que el traje de chaqueta es un must de la temporada.

Replicar el estilismo y adaptarlo

Además, son varias las firmas low cost que ofrecen versiones de un conjunto que puede servir tanto para una comida de día, como para ir a la oficina como para una celebración. Solo hay que darle el toque con los complementos y lograremos un look perfecto.

Así, si lo que queremos es utilizarlo para el día a día podemos acompañarlo de unos zapatos básicos o incluso rebajar el look acompañándolo de unas zapatillas, porque estos días es una de las mezclas que más funciona. Si nos decantamos por usarlo para una celebración, como un bautizo, entonces unas sandalias o unos zapatos blancos pueden ayudarnos a rematar el estilismo sin recurrir aún a los tonos oscuros que nos acompañan en invierno.