Si algo ha demostrado Ana de Armas cada vez que ha salido de casa esta cuarentena es que ella sabe cómo ir a la moda en cualquier circunstancia.


esde que comenzó a triunfar en Hollywood, antes de que nos tocase vivir en cuarentena, Ana de Armas no ha dejado de demostrar que es una de las actrices con más estilo sobre la faz de la tierra. El año 2019 fue su año y 2020, sin duda, prometía seguir esa estela. En unos meses se estrenaría como nueva Chica Bond en la última entrega de la saga, Sin tiempo para morir; se encontraba grabando la película Blonde, en la que se pone en la piel de mismísima Marilyn Monroe; y su vida sería un continuo no parar como hasta ahora. Sin embargo, debido a la crisis del coronavirus, todo eso se ha parado temporalmente.

En todas sus apariciones públicas, cuando había ocasión, Ana de Armas logró que sus looks fueran tan admirables que casi nos resultaran envidiables. Con cada estilismo demostraba que no solo es una de las actrices más prometedoras del panorama actual, sino que también una de las mejores vestidas.  Karla Welch, su estilista, se lleva gran parte de ese mérito. A ella debemos agradecerle el vestido azul noche de lentejuelas y corte princesa de la firma Ralph & Russo que llevó en los Globos de Oro y que combinó con joyas de zafiros y brillantes de Bulgari. Un estilismo que colocó a la actriz en la primera línea de la moda.

Debido a la cuarentena, todos los focos se han apagado y, por tanto, la labor de los estilistas se ha congelado por completo. Es por eso por lo que podríamos llegar a pensar que la joven cubana descuidaría sus looks; que sus prendas no nos gustarían tanto como antes; o incluso que, como muchas, apostaría por ir en chándal. Pues no, estábamos equivocadas. Contra todo pronóstico, la actriz ha conseguido enamorarnos cada vez que ha salido a la compra o a pasear junto a su perro. Eso sí, con looks de estilo casual y absolutamente relajados que, aún así, siempre han tenido un toque especial que los convierte en perfectos.

Reina del estilo en cualquier circunstancia

Ana de Armas está viviendo un bonita historia de amor junto a Ben Aflleck y, aunque debido al confinamiento solo los vemos cuando van al supermercado o cuando pasean a sus mascotas, cada salida se está convirtiendo, para nuestra suerte, en una auténtica pasarela de moda. Además de alegrarnos con las imágenes más románticas de la pareja del momento, también nos encanta ver los modelitos que la actriz elige para salir a dar el paseo diario junto a su novio y sus perritos. ¡No ha fallado en ninguna ocasión! Algunos tan básicos como efectivos, otros originales y veraniegos pero todos más que acertados. Ana de Armas deja claro que su estilo es innato y que, con o sin estilista, sabe cómo triunfar.