La colaboradora de ‘Ya es mediodía’ sorprendía en el plató luciendo un vestido sostenible de una de sus marcas preferidas.


Desde que comenzase su andadura de Ya es mediodía hace ya unos tres años, Alba Carrillo no ha dejado de sorprendernos día tras día. La colaboradora sabe de sobra cómo vestir en cualquier ocasión y para pisar el plató de los debates del Fresh no podía ser menos. En vestido, falda o pantalón, la modelo consigue deslumbrar de la mejor forma y sacarnos siempre una sonrisa. Y es que su estilo, juvenil, fresco y colorido no es para menos. Pero eso no es todo; pues además de elegir las prendas más en tendencia de cada temporada, también se muestra preocupada por el medio ambiente y consigue lucir piezas respetuosas con el planeta. Y su último look, en el que el protagonista era un precioso vestido sostenible, es el mejor ejemplo de ello.

Se trata de un modelo de la colección Nature de Koker y Moolberry, dos de sus marcas favoritas. Concretamente del modelo Tiered. Un diseño de 69,99 euros del que ella misma es imagen y que, además de vegano y 100% biodegradable, se ha fabricado mediante procesos que buscan reducir considerablemente las emisiones de CO2. Un vestido sostenible que no puede ser más bonito. De corte midi, con manga corta abullonada, estampado abstracto en tonos azules y corte en la cintura a modo un efecto dos piezas abotonado nos resulta un modelito perfecto para cualquier ocasión. Y más aún para brillar como ella en la televisión.

El vestido sostenible que ha llevado Alba Carrillo en Ya es mediodía y del que ella misma es imagen

Es un estilismo tan veraniego y favorecedor que la modelo y exconcursante de Gran Hermano VIP ha querido llevar en su programa pero también ha querido compartirlo con sus seguidores en su cuenta de Instagram. Algo que ha hecho a través de una bonita foto en la que recordaba cómo fue la sesión de fotos para la marca.

«Hoy llevaba a la tele vestido de flores de Moolberry. La sesión fue hace un mes en Toledo. Detrás tengo el Alcázar, que siempre será parte de mi historia. Desde el balcón de Adolfo Hotel Boutique se ve la Plaza de Zocodover. Ahí está la tienda más emblemática de Koker. Me gusta Toledo. Los sitios los hacen las personas y hay personas estupendas como Priscilla Ramirez que me ha reconciliado con una ciudad preciosa»; contaba a sus más de 618 mil seguidores. Una anécdota muy curiosa que nos ha encantado tanto o más que el propio vestido.