Hidratación extra para tu piel

La hidratación para tu piel se consigue con una buena rutina de belleza

Hidratación extra en el rostro

Debemos hidratar día y noche sin excepción sin olvidar lo importante que es la limpieza. Para las personas que no les gustan que los productos produzcan brillos aconsejamos que hidrolicen el producto. A así consiguen que penetren pero sin dejar sensación grasa. Aplicar serum y crema específicos a diario. Como cura semanal o en momentos que queremos conseguir un efecto flash aconsejo las ampollas de soja.

Los mejores principios activos para hidratación en cara

Ácido Hialurónico:  Redensifica, rellena arrugas y tiene un poder hidratante realmente espectacular.

Ácido láctico, mejor si lo aplicas con la piel humedecida. Es un magnífico exfoliador para impedir que pierdas más agua. Perfecto también para pieles grasas.

Aceite de oliva: Es un aliado asegurado para la hidratación. Incluso si lo aplicas en la zona de los labios antes de acostarte notarás pronto los resultados. Los cosméticos que lo llevan son ideales para luchar contra las arrugas alrededor de los ojos.

Extracto de semillas de uva, rico en polifenoles y Vitamina E: Reduce la pérdida de agua y suaviza. Además reduce la irritación de la piel y protege contra el estrés oxidativo.

Soja: rica en vitaminas y minerales no solo hidrata sino que proporciona elasticidad a la piel y es un potente antiarrugas.

 

Con la elección de los principios activos más adecuados conseguirás la hidratación que estás buscando

Para una cura de hidratación intensiva, perfecto si contiene un complejo de algas, aloe vera y ácido hialurónico. Rico en minerales de calcio, magnesio y zinc y oligosacáridos activos. Las alas protegen la piel de la pérdida de agua a través de la epidermis y su efecto es hidratante, el aloe vera tiene efecto balsámico y calmante, y el ácido hialurónico proporciona una hidratación intensa además de un potente efecto antiarrugas.

Y no olvides nunca  hidratar cuello y escote. No concibo aplicar crema en cara y no aplicar en cuello y escote. El protocolo es por tanto el mismo que en cara y aplicar siempre los productos de manera ascendente.