Cómo prolongar el color del tinte en tu cabello

Mantener y prolongar el color del tinte en tu cabello cuenta con aliados que te harán la vida más fácil. Y es algo cada vez más frecuente porque la mayoría de las tendencias requieren una técnica de coloración o decoloración de por medio. Que no te confundan los anglicismos capilares, aquello del go to grey (dejarse las canas) o las root beer, brew coffe o las copper ligths (versiones de las mechas en tonos variopintos) o el total color (el tinte global). Todas pasan por un proceso de decoloración.

Mantener y prolongar el color del tinte en tu cabello cuenta con aliados que te harán la vida más fácil

Si bien es verdad la fibra capilar ni duele, ni molesta por mucho que se le someta a un proceso químico. Pero lo cierto es que su sustento, el cuero cabelludo, es una prolongación de la piel. Y de su cuidado y bienestar depende la salud del cabello, su vigor y fortaleza. Picores, sensibilidad, irritaciones….¿Te suenan? Si quieres mantener un trabajo de color durante más tiempo y sin que tu melena sufra, atenta. No solo es necesario aplicar los cosméticos adecuados a cada necesidad, sino mantener el cuero cabelludo sano.

¿Cómo consigo mantener mi cabello sano?

En primer lugar lavándote la cabeza con mimo y tiempo. No uses más cantidad de champú del necesario. Con una avellana de producto para los cabellos más cortos y dos para los más largos es suficiente. No te lo apliques directamente en la cabeza. Primero humedece el pelo, deposita la dosis en la palma de la mano y después saca espuma. Ojo, frotando suavemente con las yemas de los dedos. No restregando,, y recordando que los problemas de grasa y caspa se potencian si el masaje es demasiado enérgico. Dale tiempo al aclarado, mínimo 2-3 minutos. Y hazlo siempre con agua tibia y un final con frío o agua mineral si vives en una zona de aguas calcáreas. No olvides que el agua es el peor enemigo de los pigmentos de color añadidos.

No olvides que el agua es el peor enemigo de los pigmentos de color añadidos

¿Otras maneras de favorecer el cuero cabelludo?

Los cepillados diarios, con un utensilio de cerdas suaves (nunca plástico) o un peine de madera. Una práctica muy sabia de nuestras abuelas. Estimula la circulación y elimina restos de espumas, lacas, etc. Existen unos cepillos electrónicos, que obran milagros.

Si cada noche limpias tu cutis, incluye en tu ritual un masaje en la cabeza. Una técnica ayurvédica  favorece el riego sanguíneo del cuero cabelludo, relaja y acondiciona. Además de aliviar tensiones en la nuca, las sienes, la coronilla… De hecho, en los centros Carmen Navarro, introducimos en todos nuestros protocolos faciales unos breves pases de masaje en estas zonas. Conseguimos así, inducir al bienestar y cuidar también el cuero cabelludo.

No solo es necesario aplicar los cosméticos adecuados a cada necesidad, sino mantener el cuero cabelludo sano

¿Otro truco? Son muchos los aceites faciales pensados para utilizarlos también sobre el cabello. Prolonga su acción de la cara al pelo, mejor por la noche y solo de medios a puntas. Se trata de las zonas más críticas y secas, allí donde la acción de las glándulas polisebáceas no llega a nutrir.

Por último, no olvides alimentar correctamente tu cabello. La nutricosmética es una herramienta perfecta para paliar las carencias de vitaminas y minerales. Tales  como el zinc, el magnesio o el hierro, que son imprescindibles para nutrir epidermis, pelo y uñas desde dentro.