Cómo conseguir unas piernas firmes y perfectas

No vamos a engañar a nadie, unas piernas firmes y esbeltas no se consiguen en un día, requieren cuidados y esfuerzo constante. Y el verano es un buen momento para afinar y reafirmar muslos, rodillas y pantorrillas. El agua es una de las herramientas que mejor le sientan a las piernas pesadas y con tendencia a retener líquidos. En la piscina, procura hacer estiramientos y movimientos circulares agarrada al borde de la misma. Hazlos todos los días, 10 minutos son suficientes. La ingravidez que proporciona el agua duplica la eficacia de los movimientos ¡Viva el aquagym!

Unas piernas firmes y esbeltas no se consiguen en un día, requieren cuidados y esfuerzo constante.

En la playa, nada mejor que caminar por la orilla. Con el agua por encima de las rodillas, consigues un suave masaje de contraste que te ayuda. ¿Cómo? Mejora  la microcirculación sanguínea y combate la hinchazón provocada por el calor. Además mantiene raya la retención de líquidos y es la terapia perfecta para las piernas fatigadas y con tendencia varicosa.

¿Quieres más para conseguir unas piernas firmes?

Sí, el verano es el momento de los largo paseos, matutinos o vespertinos. A paso ligero y metiendo tripa, si caminas una hora al día, comenzarás a ver resultados a la semana. Prueba, es gratis y apto para todos los públicos. También es muy recomendable ingerir infusiones drenantes. Existen multitud en el mercado, una después de comer y otra antes de acostarse. Mejor tibias que muy frías. Las bebidas calientes combaten mejor el calor que las muy frías. De ahí que en los países árabes siempre tomen su té con menta caliente.

También es muy recomendable ingerir infusiones drenantes

 

Por último, para conseguir unas piernas firmes, aplica una loción reafirmante. Mejor por la noche, comenzando por los tobillos y realizando movimientos ascendentes. Si tienes problemas de celulitis, sustitúyela por un anticelulítico con acción fría. Te ayudará a combatir los estragos del calor de la jornada.

En cabina, uno de los tratamientos más recomendables para remodelar las piernas es el VINCI. Es un aparato que despierta los tejidos, aportando una dosis extra de energía. Incrementa la circulación y estimula la formación de nuevas fibras de colágeno y elastina. Se complementa además con un drenaje integral, de tal forma que remédela piernas, reafirma y quema grasa en una misma sesión. Se recomiendan 12 sesiones mínimo, 3 a la semana. Los resultados te sorprenderán, pero la constancia es Ley.