Mantente sana y activa. Cuida tus articulaciones

Mantente sana y activa. Cuida tus articulaciones

Con el paso del tiempo las articulaciones se vuelven más rígidas y menos flexibles, y es normal que empiecen a causar molestias. Haz ejercicio físico, cuida tu postura y mantén una alimentación sana, ¡son las claves para sentirte mejor!

¿Qué son?
Las articulaciones son las uniones entre los extremos de los huesos. Responsables del movimiento entre ellos. En total, el número de articulaciones que tenemos es 360, estando su mayoría en en el cráneo, con 86, seguido de la columna vertebral y la pelvis con 76.
En la articulación, cada extremo de los huesos está recubierto de un tejido duro, aunque con cierta flexibilidad, el cartílago, encargado de facilitar el movimiento entre los huesos, evitando que rocen entre ellos.

Tipos
Las articulaciones pueden ser de tres tipos: de movimiento completo, de movimiento leve e inmóviles.
>> Diartrosis: permiten una gran amplitud de movimiento, las articulaciones con este tipo de función son articulaciones sinoviales, por ejemplo, las articulaciones del hombro, codo o rodilla.
>> Anfiartrosis: se caracterizan por tener una leve movilidad y la mayoría son de tipo cartilaginoso, por ejemplo, las articulaciones de los discos intervertebrales.
>> Sinartrosis: con una movilidad escasa o nula, la mayoría de este tipo de articulaciones son fibrosas, un ejemplo pueden ser las suturas del cráneo.

¿Cómo sedegeneran?
La degeneración de las articulaciones móviles puede ocurrir por enfermedades inflamatorias, lesiones traumáticas o degeneración causada por el paso del tiempo
Artrosis VS Artritis
La artrosis es el desgaste del recubrimiento cartilaginoso de las articulaciones. Mientras que la artritis es una enfermedad primariamente inflamatoria, que secundariamente produce artrosis.

¿LA ALIMENTACIÓN INFLUYE?
La respuesta es sí, la alimentación puede ayudarnos a cuidar de nuestras articulaciones.
>> Hortalizas como la cebolla, el ajo, o el puerro, son ricas en azufre, una propiedad necesaria para la formación de colágeno.
>> La vitamina C como la de la naranja y el kiwi, ayuda a mantener en buen estado los cartílagos.
>> Las proteínas de la carne, las legumbres, o el pescado previenen las lesiones y disminuyen su tiempo de recuperación.

¿Voy al médico?
Si en tres días el dolor no ha remitido, acude al doctor. Si va acompañado de fiebre, hinchazón o has adelgazado involuntariamente, ten cuidado.

Colágeno
El colágeno es la principal poroteína de nuestras articulaciones, imprescindible para formar su estructura y la de los huesos. Además, les aporta grosor, resistencia y elasticidad, evitando así la inflamación de las articulaciones y por lo tanto su desgaste.