Cómo llevarse bien con la suegra

Cómo llevarse bien con la suegra

Si hay una relación polémica y que acarrea con el tiempo, es la de las suegras con las nueras. El concepto que se tiene en muchos casos de la suegra es de celosa, “metemeentodo” e incluso malvada. Claro que estas afirmaciones se hacen desde el lugar de nuera, porque cuando toca convertirse en suegra la cosa cambia. ¿Pero siempre es así? ¿Siempre tiene que existir una mala relación entre suegras y nueras? Como dice el famoso refrán, «dos no discuten si uno no quiere». Ambas partes son responsables de que la relación funcione. Pero, ¿qué podemos hacer las nueras para llevarnos bien con nuestra suegra?

Cristina SoriaLa relación nuera y suegra a veces no es idílica. Pero si no quieres que tu relación se resienta, toma nota y empieza a actuar.
1-  Sé agradecida, porque ella ha sido una de las partes necesarias.
Necesaria y responsable para que hoy en día mantengas la relación que tienes.
Sin ella no hubiera sido posible, así que simplemente por eso, agradece la oportunidad de vivir que le ha dado a la persona que hoy en día te hace feliz.
2- Cambia la creencia de que vuestra relación tiene que ser mala
Que se haya convertido en una tradición, no significa que vuestra relación tenga que ser mala. Eso sí, si lo piensas, sucederá. Así que observa porqué y para qué vuestra relación puede ser buena.
3- No compitas con ella
Tu pareja no pertenece a nadie y ninguna de las dos tiene que demostrar que es mejor. Relájate y deja de compararte con ella en cada cosa que haces.
4- Respétala y acéptala
Todos tenemos virtudes y defectos. Pero si nos fijamos más en las virtudes seguro que mejoramos la perspectiva que tenemos de ella. En el momento en que no la aceptas, le faltas al respeto y no le das el lugar que le corresponde, tampoco te respetará a ti y no te dará el lugar que te corresponde. Así que evita criticar su forma de ser y actuar.
5- Empatiza con ella
En los aspectos que más te desagradan, busca la explicación a su forma de ser. Posiblemente sus vivencias personales le han hecho ser como es actualmente.
6- Resuelve los conflictos que puedan surgir
Muchas veces evitamos resolverlos y por ello se quedan enquistados y se hacen cada vez más grandes. Si hay algo que te ha dolido o molestado, exprésale cómo te hace sentir de una manera asertiva.