La Vanduca, el placer de un buen restaurante

2

Abierto hace dos años La Vanduca es el proyecto más personal de los Van Dulken Calleja, cuatro hermanos de ascendencia malagueña que han querido en este espacio aunar la cocina, la calidez y el trato al cliente que a ellos mismos les gustaría encontrar en un restaurante. Al frente de los fogones se encuentra la pequeña de la familia, Blanca Van Dulken, una cocinera autodidacta que en estos dos años ha ido perfilando su estilo abriendo su propuesta a una cocina más global, aunque siempre con una mirada puesta en el producto local y en el mimo artesano propio de la cocina de las casas. En definitiva, un estilo desenfadado y fresco que le ha llevado ahora a redefinir la oferta del local con nuevos platos, todos ellos aptos para compartir.

Aunque formada en restaurantes de cocina tradicional, como la taberna del Alabardero o Gorki (una pequeña franquicia de comida malagueña ya desaparecida), Blanca Van Dulken es una cocinera curiosa e inquieta que busca la inspiración en todo lo que la rodea. Con 29 años no deja de formarse, leer, viajar y visitar las últimas novedades gastronómicas para crear nuevas propuestas con las que busca sorprender. Así, a los hits de La Vanduca, entre los que se encuentran las croquetas (de jamón y ahora también de chorizo), las albóndigas de la abuela y los langostinos en tempura oriental, se incorporan esta temporada nuevas propuestas con un sutil toque de fusión. Entre ellas destacan las gyozas de pato con una salsa cebolla y sésamo, los baos de cochinita pibil macerado en achiote y cítricos y de panceta con salsa hoisin de frutos rojos y una ensalada oriental con solomillo de cerdo teriyaki, brotes de soja y sweet chili.

3

También hay propuestas de corte más tradicional como los chips de berenjena crujiente con miel de caña de Málaga (más densa y potente), los flamenquines con queso azul, los raviolis de pato con foie y salsa de setas y trufa o unas bravas, eso sí, con un toque de autor ya que la salsa lleva un fondo de lo más exótico a base de kimuchi y chile chipotle.

Además, como novedad, la mayoría de los platos de la carta pueden pedirse en medias raciones. Un formato especialmente pensado para disfrutar de una comida o cena más informal en su terraza a pie de calle, una terraza muy mediterránea que cuenta con 18 mesas arropadas por abundante vegetación y cubierta por toldos abatibles para las horas de más calor.

LAVANDUCA-TERRAZA-PLATOS-28

Dirección: Columela, 2.

Teléfono: 915 78 23 21.

Horario de cocina: lunes, martes y miércoles de 12.30h a 16h y de 19h a 23h. Jueves y domingo de 12.30h a 17h y de 19h a 23h. Viernes y sábado de 12.30h a 17h y de 19h a 00h

Precio medio: 30 €

Web: www.lavanduca.es