La princesa Corinna se defiende tras filtrarse unos audios en los que habla del Rey

La princesa Corinna vuelve a estar en el ojo del huracán, pero esta vez la cuestión a tratar no le gusta tanto y ha preferido desmarcarse de las últimas informaciones publicadas, a raíz de unos audios dado a conocer por ‘OK Diario’ y ‘el Español’. La empresaria de origen danés ha estado muy bien relacionada con distintas casas reales europeas, entre ellas la española al ser considerada la “amiga entrañable” del Rey Juan Carlos, pero esta cercanía le está generando ahora varios problemas, al hablar supuestamente sin pelos en la lengua sobre el Emérito, Iñaki Urdangarin, el caso Nóos y otras personas del círculo de la institución monárquica.

Ante estas grabaciones, de las cuales no niega que ella sea la mujer que habla, ha querido compartir un comunicado de prensa con los medios para pedir respeto hacia su persona y desvincularse de cualquier “información falsa” que está produciéndose desde que salieran los audios a la luz. Unas grabaciones que, según ha publicado el diario ‘The Times’, se hicieron sin el consentimiento de la princesa Corinna. Aun así, el escándalo no viene por el hecho de que existan unos audios, sino por el contenido de los mismos, que ponen en un aprieto a la misma institución monárquica de nuestro país.

[El contenido polémico de los audios de la princesa Corinna]

“Desde hace tiempo, ha habido una campaña de descrédito con motivación política contra mi persona. Siempre he actuado correctamente y pretendo continuar viviendo mi vida de forma tranquila, con independencia de los años de acoso constante y de los intentos de descrédito público que he padecido con un sinfín de información falsa. Tengo enorme respeto por las instituciones de España, pero no puedo permitir ser utilizada en un conflicto que no me atañe”, sentencia la princesa Corinna en el comunicado con el que trata salir al paso de la polémica y alejarse lo más posible del foco de la controversia.

[Corinna, la princesa destronada por una modelo más joven]

M2