Amador Mohedano: ‘Con Jaqueline me llevo muy bien, enamorado como con Rosa no estoy’

destacada
Amador ha reaparecido con sombrero y una rama de romero, señal de buena suerte, ha indicado.

Amador Mohedano ha vuelto al Deluxe. El que fuera marido de Rosa Benito ha dado la cara en el programa para hablar de su relación con Rosa, su vida y sus problemas económicos. Además, ha sido preguntado por la relación que mantiene con Jacqueline, su actual pareja, a la que considera su compañera. «Jacqueline es una compañera, me entiende bastante bien. Para mi es una ayuda. Con Jaqueline me llevo muy bien, enamorado como con Rosa no. Posiblemente, Jacqueline está más enamorado de mi que yo de ella. Nosotros nos hemos marcado un tiempo de reírnos y pasarlo bien y no sé cuánto durará», ha contestado sincero Amador.

A sabiendas de que era una entrevista complicada tanto para Jorge Javier Vázquez como para el propio Amador, ambos han terminado hablando de todo. Y es que para el ex marido de Rosa, el programa ha significado risas, rabia e incluso, lágrimas. «Vengo con la intención de hablar con tranquilidad. Me da mucha rabia haber pasado momentos muy bonitos, he sentido rabia, he llorado y en otros momentos, me he reído mucho. Este programa me ha hecho llorar cuando he visto que se han dicho cosas malas de mi familia. He roto en llanto cuando he visto a Rosa llorando, me rompía el corazón. He llorado cuando a mi hija se le ha dicho tantas cosas», ha confesado.

Sobre Rosa Benito, el amor de su vida

Como no podía ser de otra manera, ha sido preguntado por su relación con Rosa Benito, a la que sigue amando, según ha confesado. «Rosa en muy buena persona. Todavía llevo la alianza del matrimonio con Rosa, y siempre la llevaré. Para mi significa mucho y forma parte de mi. Jaqueline no dice nada, le parece normal y perfecto. Nunca lo hemos hablado. Ella nunca me pregunta por Rosa», ha apuntado.

Amador Mohedano ha sido siempre consciente de que Rosa ama la televisión y que le encantaba estar en plató. «A Rosa le encanta la tele, le encanta verse guapa y arreglada. No le prestaba más atención a la tele que a mi, nosotros siempre hemos sido muy felices. En un momento dado, a mi no me gustaba que trabajara aquí. Me daba rabia que ella fuera la que trajera dinero a casa», ha dicho. Sin embargo, sentía felicidad por ella. «A mi me alegraba que a Rosa la quisieran, pero no comprendí los malos rollos, y me daba rabia. Cuando ha llegado a casa, yo no se lo he hecho pasar bien», ha confesado Amador.