Luz de Luna, el restaurante fusión que estabas esperando

Luz de Luna representa un retorno a los inicios del chef en el primer Viridiana de la calle Fundadores. Pionero de la fusión mestiza, aquí renueva métodos culinarios y alianzas de los sabores del mundo a la curiosidad gastronómica de hoy. Luz de Luna nos presenta una cocina dinámica donde los sabores iberoamericano y mediterráneo crecen con la creatividad más oportuna, asequible en todos los sentidos.

restaurante

Así, cebiches heterodoxos y plenos de melosidades caribeñas (12€); en el año de las legumbres de Naciones Unidas, del que Abraham es embajador, frijoles con aliños punzantes e inesperados; y alambres (12€) que combinan en forma de brocheta tres tipos de carnes, de ibérico enchilada, de pollo de corral o de cordero merino. Tacos en dosis de pares para compartir (o no). Hoy, de pollo de corral al carbón (8€), de langostinos sobre pisto (9€), de pato al tamarindo (9€) o del insuperable huitlacoche con queso de Arzúa (10€); mañana, ya se verá: los renueva el mercado y el capricho, a la mexicana. Guacamole inmediato con plátano macho y chicharrón (7€); patatas bravas (6€), muy Abraham, encendidas con chile chipotle ahumado; albóndigas de jabalí en mole poblano con quínoa andina (16,5€) o brandada de bacalao negro al hongo huitlacoche (19€). El picante, precavido en los aliños de cocina, se sirve en pocillos al gusto de cada cual y optativo según se aguante.

restaurante-1

A considerar también, pues es alternativa segura, el plato del día copioso y siempre diferente, diseñado regularmente por Abraham, que incluye bebida, café y postre por solo 17 €.

Luz de Luna, melodía célebre del compositor mexicano Álvaro Carrillo que con desgarro cantaba Chavela Vargas, da nombre al local, mientras sus estrofas acompañan al comensal en los ventanales del establecimiento. Óleos, plantas, sabiduría mexicana, música y las intenciones claras… porque “El buen tequila se toma sin sal, sin limón y sin gestos”.

En la sólida barra curva de 14 metros, abundan tequilas, mezcales o sotoles y una coctelería americana certera (margaritas, micheladas, daiquirís, mojitos, etc.) que estimula el tapeo a deshoras. El horario del comedor es open day, de 13.00 pm hasta la medianoche.

Horario: de lunes a sábado, de 13 h a 24 h; Precio medio: 25 €