Terelu y su orgasmo al comerse un perrito caliente en Nueva York

Máxima expectación por el regreso de ‘Las Campos’ a Telecinco. Y no podía ser de otra manera que por todo lo alto. Maletas en mano, la matriarca del clan, María Teresa, junto a sus hijas Terelu y Carmen se dispusieron a volar a Nueva York, la ciudad de los rascacielos. Y si en España, Terelu no deja ni una porra viva en la churrerías de la capital, en Nueva York no dejó ni un solo puesto de perritos calientes con existencias. 

Tal llegó su afán por la comida americana, que hubo un momento en el que dijo: «No me como ni un perrito más. Le he cogido hasta asco». Aunque eso no era del todo cierto, porque siguió probando todo aquel hotdog en mano que le propusieran. 

Y ella, como buena foodies que es, buscó y rebuscó el mejor perrito de todo Nueva York, incluso preguntó a los habitantes de la zona para saber la opinión de los expertos. ¿El resultado? Insatisfactorio. Terelu no logró encontrar el mejor perrito, pero sí que consiguió «tener un orgasmo». ¿Dónde? En Katz Delicatessen, un mítico restaurante en Manhattan al que asistió con Carmen Borrego. 

Pero no fue el único que probó… Y es que era tanta la pasión que le puso al comer perritos calientes que llegó a decir: «Como siga comiendo perritos, cuando llegue a Madrid diré guau guau». 

Su último lugar de visita fue el de Chinatown, que tras el intento de regatear en el mercado clandestino de imitaciones, fue el turno de Carmen Borrego para probar uno de los famosos perritos calientes de la zona. Pero, ya le explicó Terelu, que sabía muy bien de lo que hablaba, que quizás no era el mejor sitio. A la que no pudimos ver degustar esos manjares americanos fue a María Teresa Campos, que tiene preocupadas a sus hijas por el tema de la comida. 

 

6De las porras, a los churros

de-las-porras-a-los-churros

Ya lo avisó en su momento Raúl Prieto. Terelu no dejó ni un puesto de perritos calientes con existencias en Nueva York. En el regreso de ‘Las Campos’ a la televisión, la protagonista no fue María Teresa a pesar de imitar a Audrey Hepburn en la mítica película Desayuno con diamantes, sino Terelu, por pasarse la mitad del capítulo comiendo hotdogs

5Orgásmico

orgasmico

Carmen y Terelu hicieron cola para entrar al mítico restaurante Katz Delicatessen, en Manhattan. Allí se suponía que estaban los mejores hotdogs de la ciudad, pero a pesar de que a Carmen no se lo parecían, Terelu disimuló tener un orgasmo al comerlo. 

4Disfrutó de lo “lindo”

disfruto-de-lo-lindo

A pesar de que ya parecía de broma el tema de los perritos calientes, Terelu no se fue sin probar una gran variedad de esta conocida fast food americana. Eso sí, ella siempre los pedía «only ketchup». 

3No sin mi perrito

no-sin-mi-perrito

«Como siga comiendo perritos, cuando llegue a Madrid diré guau guau», fueron las palabras que Terelu le dijo a su hermana tras darse cuenta del atracón que se estaba dando a hotdogs. Desde los puestos callejeros a emblemáticos restaurantes. 

2¿Los aborreció?

los-aborrecio

No sabemos si es cierto o no, pero un momento de la grabación, mientras que Carmen y Terelu están montadas en el metro para dirigirse a Chinatown, la menor de las Campos dijo: «No me como ni un perrito más. Le he cogido hasta asco», bajo la atenta y desconfiada mirada de Carmen.

1Preocupadas por su madre

preocupadas-por-su-madre

Lo que también dejaron claro, es que Terelu y Carmen están preocupadas por la salud de su madre. Mientars que ellas se comían todo lo que le ponían en el plato, María Teresa, más comedida, se deleitaba más con su menú… por lo que comió mucho menos. Algo que preocupó a sus hijas.