Rocío Carrasco sufre un traspiés judicial en su encarnizada guerra contra Antonio...

Rocío Carrasco sufre un traspiés judicial en su encarnizada guerra contra Antonio David

El juez encargado de llevar su guerra contra Antonio David Flores no acepta algunas de las peticiones que Rocío Carrasco hizo en el informe pericial.

Todo parecía marchar bien encaminado para Rocío Carrasco en la guerra de desgaste que lleva años librando contra su exmarido y padre de sus dos hijos, después de que el juez admitiese a trámite la demanda interpuesta contra Antonio David Flores por presuntos malos tratos psicológicos. Sin embargo, la hija de ‘la más grande’ ha visto cómo el magistrado de Alcobendas encargado de llevar su caso ha dado marcha atrás parcialmente. Según ha contado Mónica Vergara en ‘Las Mañanas’ de La 1, el juez no ha accedido en alguna de las peticiones de Rocío en el informe pericial que presentó.

Tres son las premisas que solicitaba: que Antonio David y su mujer, Olga Moreno, no tenga ningún tipo de contacto con ella; que sus no hijos den ningún tipo de información a propósito de Rocío, poniendo límites a las declaraciones que se hagan de su persona, así como que no se hable nada del citado informe. Esto último lo hace porque no quiere que salga a la luz absolutamente nada de lo que ha incluido en él, como las pruebas psicológicas a las que se ha sometido. Incluso, Carrasco sostiene que, si se llegase a hacer público el informe, se podría “menoscabar su integridad e interés personal”, incluso de su marido, Fidel Albiac.

Rocío Carrasco

El magistrado entiende que no hay mala fe, y después de haber estudiado el proceso no puede prohibir que en el futuro la haya. Además, apunta que Antonio David no tiene contacto con Rocío Carrasco por lo que un hipotético no sería posible”. Para Mónica Vergara, la decisión de salvaguardar sus peticiones no hace más que evidenciar la desconfianza hacia sus propios hijos, que decidieron irse a vivir con su padre y alejarse de su madre, incluso siendo menor de edad. ¿Cómo afectará a Rocío este giro inesperado de los acontecimientos? No es más que una chinita más en su zapato, pero quizás ya sean demasiadas.

Las peticiones de Rocío

Tres son las premisas que solicitaba a la justicia: que Antonio David y su mujer, Olga Moreno, no tenga ningún tipo de contacto con ella; que sus no hijos den ningún tipo de información a propósito de Rocío, poniendo límites a las declaraciones que se hagan de su persona, así como que no se hable nada del citado informe. 

La justicia piensa diferente

El magistrado entiende que no hay mala fe, y después de haber estudiado el proceso no puede prohibir que en el futuro la haya. Además, apunta que Antonio David no tiene contacto con Rocío Carrasco por lo que un hipotético no sería posible”. 

Otro implicado

Carrasco sostiene que, si se llegase a hacer público el informe, se podría “menoscabar su integridad e interés personal”, incluso de su marido, Fidel Albiac. 

Alejada de los medios

Rocío siempre ha batallado por permanecer en un segundo plano y lejos de la prensa.

Sin sus hijos

Algo que duele muchísimo a Rocío Carrasco es que sus hijos decidieran bien temprano irse a vivir con su padre y saber lo justo de su madre.

Incómoda

La hija de ‘la más grande’ ha visto cómo el magistrado de Alcobendas encargado de llevar su caso ha dado marcha atrás parcialmente. Según ha contado Mónica Vergara en ‘Las Mañanas’ de La 1, el juez no ha accedido en alguna de las peticiones de Rocío en el informe pericial que presentó.

Gran apoyo

Terelu Campos la conoce bien y siempre ha sido una de sus mejores amigas, estando a su lado cuando más lo ha necesitado.

Protagonismo en la sombra

Igual que Fidel Albiac apoya a Rocío Carrasco, Olga Moreno hace lo propio con Antonio David. 

Ver fotos de famosos
siguiente