Raphael nos abre las puertas de su espectacular casa

Raphael ha tenido la gentileza a lo largo de los años de abrir las puertas de su casa a SEMANA a lo largo de los años. El artista de Linares, aunque pasa gran parte del año viajando, tiene su hogar en la madrileña urbanización Montepríncipe, una de las más elitistas de Madrid.

La casa de Raphael destaca por el blanco de sus altos muros, su impresionante fachada y el toque personal de la decoración en la que tiene muchísimo que decir su mujer de siempre, la exquisita periodista Natalia Figueroa.

Raphael tiene numerosos recuerdos de su carrera en su hogar, como un disco de Uranio por sus millonarias ventas, que le convierten en uno de los cantantes en español más importantes del mundo, numerosos recuerdos de sus viajes y diversos cuadros que decoran sus amplias paredes.

La música está muy presente en la preciosa casa de Raphael, que ahora te mostramos en esta galería de fotos.

9Los cuadros

los-cuadros

El artista de Linares tiene numerosos cuadros en su acogedora casa madrileña.

8Su piano

su-piano

En casa del genial cantante no podía faltar un piano siempre afinado y listo para que él cante.

7Símbolos bizantinos

simbolos-bizantinos

En su casa hay diversos cuadros y símbolos bizantinos procedentes de sus numerosos viajes a Rusia, donde es una gran estrella.

6Mucha luz

mucha-luz

La casa de Raphael es muy luminosa y tiene grandes ventanales.

5Un retrato

un-retrato

Vemos al intérprete de ‘Que sabe nadie’ y ‘Digan lo que digan’ junto a un retrato suyo.

4Muchos recuerdos

muchos-recuerdos

La casa de Raphael está llena de recuerdos de su brillante carrera.

3Las alfombras

las-alfombras

Las alfombras son protagonistas en las amplias estancias de su casa, que está llena de vida, pues es muy frecuente la visita de sus hijos y los hijos de sus hijos, como a él le gusta llamar a sus nietos.

2Incombustible

incombustible

La casa está llena de fotografías de distintas etapas de su vida y familiares.

1Espacios diáfanos

espacios-diafanos

La casa de Raphael destaca por los espacios abiertos, que dan una gran sensación de amplitud.