Mila Ximénez y Makoke, dos enemigas ante el juez: ¿Quién tiene las...

Mila Ximénez y Makoke, dos enemigas ante el juez: ¿Quién tiene las de perder?

Los enfrentamientos entre ambas fueron muchos y sonados y las críticas de Mila Ximénez hacia Makoke cada vez más duras y dañinas.

La celebración del juicio por la demanda que Makoke interpuso hace meses contra Mila Ximénez ha reabierto una herida que ya parece difícil de cerrar. Sea cual sea el resultado final que dictamine el juez, una de las dos partes perderá y los sentimientos de derrota y de victoria chocarán como un símbolo de posiciones irreconciliables.

La llegada en 2015 de Makoke al programa ‘Sálvame’ donde trabajaba su pareja, Kiko Matamoros, dinamitó la armonía que reinaba en el plató, donde todas las posiciones parecían ya fijadas. En aquel momento, Kiko Matamoros, Mila Ximénez y Kiko Hernández eran una piña indestructible que se hacían llamar ‘el eje del mal’ y que ejercían como azote de todo lo que se les sentaba delante y no era santo de su devoción.

Una operación de estética de Kiko Matamoros forzó la salida temporal del colaborador y la entrada en plató de Makoke. Pronto se percibió que el feeling entre ella y los colaboradores era nulo, sobre todo con Mila Ximénez, quien se mostró especialmente crítica con la pareja de Kiko Matamoros.

Los enfrentamientos entre ambas fueron muchos y sonados y las críticas de Mila Ximénez hacia Makoke cada vez más duras y dañinas.

[Ponemos a examen la cara de Mila Ximénez, un año después del bisturí]

Pero la paciencia de Makoke se colmó cuando Mila Ximénez acudió a Honduras para concursar en el programa ‘Supervivientes’. La colaboradora de ‘Sálvame’ realizó una serie de confidencias a otros compañeros en las que reveló detalles de la vida privada de Makoke que esta consideró que atentaban contra su persona y su intimidad. Mila dio a entender que Makoke había sido infiel a Kiko Matamoros.

Makoke no lo dudó e interpuso una demanda contra ella.

¿Quién ganará y quién perderá?

Como dijo Kiko Hernández, por mucho que uno crea tener la razón, a los juicios, en ocasiones, los carga el diablo, y todo puede pasar en el dictamen de una sentencia. En el caso de Mila y Makoke, ambas cuentan con una buena asesoría jurídica.

Pero hay que tener en cuenta dos detalles. Kiko Matamoros es una persona que cuenta con bastantes conocimientos sobre leyes. Es de esas personas que no se embarca en un farragoso proceso judicial de no tener claro que tiene todas las de ganar. Es de sentido común que si no viera posibilidades más que factibles de que su pareja Makoke puede conseguir la victoria frente a Mila Ximénez, habría intentado por todos los medios que no la demandara.

Por otro lado, Mila Ximénez, tras conocer la demanda de Makoke, fue capaz de tragarse el orgullo y pedir perdón. Lo hizo con la boca pequeña y como por obligación, un hecho que no convenció a Makoke, quien a pesar de ello decidió no retirar la demanda por la que le pide a Mila 30.000 euros de indemnización.

El perdón de Mila Ximénez podría interpretarse como un gesto para intentar acercar posturas con su antiguo amigo Kiko Matamoros. Pero también podría responder a una estrategia para evitar una demanda y un juicio que sabe de antemano que podría estar perdido. ¿Será este el motivo de su paso atrás o era su perdón sincero?

Por otro lado, Mila confesó que recibió una carta de Makoke en la que le pedía que aceptara una serie de exigencias por parte de la pareja de Matamoros para que la demanda fuera retirada, como eran pagar las costas de un juicio que no se había celebrado aún, no hablar de ella más en público o aceptar la multa que Makoke considerase en caso de hacerlo, un aro por el que Mila no estuvo dispuesta a pasar. Esta valentía de Mila Ximénez de no dejarse amedrentar podría hacer pensar que ella también tiene cierta seguridad de que podría vencer en el juicio contra Makoke.

Ahora el tiempo y un juez serán los únicos que nos sacarán de dudas.

Una herida que se abre

La celebración del juicio por la demanda que Makoke interpuso hace meses contra Mila Ximénez ha reabierto una herida que ya parece difícil de cerrar. 

Una de las dos perderá

Sea cual sea el resultado final que dictamine el juez, una de las dos partes perderá y los sentimientos de derrota y de victoria chocarán como un símbolo de posiciones irreconciliables.

Su llegada cambió todo

La llegada en 2015 de Makoke al programa ‘Sálvame’ donde trabajaba su pareja, Kiko Matamoros, dinamitó la armonía que reinaba en el plató, donde todas las posiciones parecían ya fijadas. 

El eje del mal

En aquel momento, Kiko Matamoros, Mila Ximénez y Kiko Hernández eran una piña indestructible que se hacían llamar ‘el eje del mal’ y que ejercían como azote de todo lo que se les sentaba delante y no eran santos de su devoción.

No hubo feeling con ella

Una operación de estética de Kiko Matamoros forzó la salida temporal del colaborador y la entrada en plató de Makoke. Pronto se percibió que el feeling entre ella y los colaboradores era nulo, sobre todo con Mila Ximénez, quien se mostró especialmente crítica con la pareja de Kiko Matamoros.

Mila se excedió

Los enfrentamientos entre ambas fueron muchos y sonados y las críticas de Mila Ximénez hacia Makoke cada vez más duras y dañinas. Pero la paciencia de Makoke se colmó cuando Mila Ximénez acudió a Honduras para concursar en el programa ‘Supervivientes’.

¿Habló de más?

La colaboradora de ‘Sálvame’ realizó una serie de confidencias a otros compañeros en las que reveló detalles de la vida privada de Makoke que esta consideró que atentaban contra su persona y su intimidad. Mila dio a entender que Makoke había sido infiel a Kiko Matamoros.

Un juicio en le que todo puede pasar

Como dijo Kiko Hernández, por mucho que uno crea tener la razón, los juicios, en ocasiones, los carga el diablo, y todo puede pasar en el dictamen de una sentencia. En el caso de Mila y Makoke, ambas cuentan con una buena asesoría jurídica.

Kiko pisa sobre seguro

Pero hay que tener en cuenta dos detalles. Kiko Matamoros es una persona que cuenta con bastantes conocimientos sobre leyes. Es de esas personas que no se embarca en un farragoso proceso judicial de no tener claro que tiene todas las de ganar. 

Makoke, ¿asesorada por Kiko?

Es de sentido común que si no viera posibilidades más que factibles de que su pareja Makoke puede conseguir la victoria frente a Mila Ximénez, habría intentado por todos los medios que no la demandara.

La estrategia de Mila

Por otro lado, Mila Ximénez, tras conocer la demanda de Makoke, fue capaz de tragarse el orgullo y pedir perdón. Lo hizo con la boca pequeña y como por obligación, un hecho que no convenció a Makoke, quien a pesar de ello decidió no retirar la demanda por la que le pide a Mila 30.000 euros de indemnización.

¿Un perdón sincero?

El perdón de Mila Ximénez podría interpretarse como un gesto para intentar acercar posturas con su antiguo amigo Kiko Matamoros. Pero también podría responder a una estrategia para evitar una demanda y un juicio que sabe de antemano que podría estar perdido. ¿será este el motivo de su paso atrás o era su perdón sincero?

Mila no se amedrentó

Por otro lado, Mila confesó que recibió una carta de Makoke en la que le pedía que aceptara una serie de exigencias por parte de la pareja de Matamoros para que la demanda fuera retirada, como eran pagar las costas de un juicio que no se había celebrado aún, no hablar de ella más en público o aceptar la multa que Makoke considerase en caso de hacerlo, un aro por el que Mila no estuvo dispuesta a pasar.

Todos seguros de sí mismos

Esta valentía de Mila Ximénez de no dejarse amedrentar podría hacer pensar que ella también cierta seguridad de que podría vencer en el juicio contra Makoke.

Sólo un juez tiene la respuesta

Ahora el tiempo y un juez serán los únicos que nos sacarán de dudas.

Ver fotos de famosos
siguiente