Lucía Pariente da la cara tras ser expulsada por la organización de ‘Supervivientes’

Lucía Pariente, madre de Alba Carrillo, ha llegado a la gala de ‘Supervivientes’ como sólo ella sabe: generando más polémica de la que ya traía encima.

A punto ha estado de dejar a todos los presentes tirados en plató. Ella se encontraba en una sala apartada, escuchando el debate antes de entrar en plató, cuando al oír unas palabras de Nagore (ha dicho que ella y su hija parecían esquizofrénicas), Lucía ha hecho el amago de marcharse.

La dirección del programa ha conseguido convencerla para que se quedara y finalmente Lucía ha podido ser entrevistada por Sandra Barneda, pero no en plató como se tenía pensado en un principio, sino desde la misma sala donde se encontraba.

Lucía ha dado sus explicaciones a la lamentable actuación que tuvo en su segunda visita a Honduras, donde protagonizó una acalorada discusión con Kiko Jiménez que, a la madre de Alba Carrillo se le fue de las manos y con la que provocó su expulsión inmediata.

Os mostramos todo lo que ha dicho a su regreso. Lucía no se ha mostrado muy arrepentida.

5“He vivido a flor de piel”

he-vivido-a-flor-de-piel

«Fui a Honduras porque quería ser feliz. Desde que pisé Honduras he vivido con la emoción a flor de piel. Era mi semana y podía aprovechar a hacer las cosas que no había hecho. Todo era muy emocionante».

4“No llevaba nada planeado”

no-llevaba-nada-planeado

«Cuando empecé a pescar comenzaron los problemas. No llevaba nada planeado. No he querido molestar a Kiko en ningún momento».

3Lucía muestra las picaduras que sufrió

lucia-muestra-las-picaduras-que-sufrio

«No le voy a pedir perdón. Le dije que necesitaba salir porque no me encontraba bien porque tenía fiebre y picaduras y él se negó. Se lo pedí de rodillas que me dejase bajar al agua. Él se empezó a meter conmigo y perdí los nervios».

2“Kiko me ha dado un trato vegatorio”

kiko-me-ha-dado-un-trato-vegatorio

«Perdí los nervios porque estaba como un perro. Se lo digo otra vez: es un niñato de mierda y me dio un trato vejatorio».

1“Le pido perdón a mi hija”

le-pido-perdon-a-mi-hija

«Con Kiko no me he equivocado. Me habrán traicionado las formas pero no me arrepiento de nada. Sí le pido disculpas a mi hija porque a lo mejor no tenía que haber vuelto».