Los Duques de Cambridge se despiden de Canadá

Los Duques de Cambridge junto a sus dos hijos, el príncipe George y la princesa Charlotte, han puesto fin a su viaje oficial en Canadá.

Han sido ocho días de periplo y un viaje de lo más especial para la familia, ya que se trataba de la primera vez que los pequeños viajaban al extranjero.

La Duquesa, muy elegante con un abrigo en color crudo y zapatos de tacón en el mismo tono se ha mostrado muy cariñosa con los pequeños, así como el Duque de Cambridge que en todo momento ha estado pendiente del pequeño George. Por su parte, Charlotte no se ha separado ni un segundo de su madre.

Sin duda los pequeños han sido el centro de atención con su gracia y naturalidad. Muy simpáticos agitaban la mano para despedirse de los canadienses.

Así ha sido la despedida a pie del avión de toda la familia.

7¡Adiós, Canadá!

adios-canada

La familia al completo se despide de los canadienses y pone fin a este viaje oficial que han realizado con una duración de 8 días.

6El Duque ayuda a su hijo

el-duque-ayuda-a-su-hijo

Guillermo, muy atento con su hijo, ayuda al pequeño a subir sobre una plataforma a pie del avión.

5Madre e hija saludan

madre-e-hija-saludan

La Duquesa y su hija saludan muy sonrientes. La princesa ya ha aprendido esta importante parte del protocolo que tanto tendrá que repetir a lo largo de su vida.

4La Duquesa de Cambridge muy atenta con su hija

la-duquesa-de-cambridge-muy-atenta-con-su-hija

La Duquesa indica a su pequeña dónde se encuentra el avión al que se disponen a subir. La pequeña Charlotte muy guapa y simpática siguió a su madre sin soltarse de la mano.

3También ha habido llantos

tambien-ha-habido-llantos

Parece que a la pequeña Charlotte le daba pena despedirse de Canadá. Su madre, muy cariñosa, la ha cogido en brazos para consolarla.

2El Príncipe George, muy simpático

el-principe-george-muy-simpatico

El pequeño George fue el centro de atención con su gracia natural. Muy sonriente y encantado con las atenciones de los canadienses, saludaba con la mano y se despedía así de simpático.

1Una graciosa imagen

una-graciosa-imagen

El pequeño George ha arrancado la sonrisa de todos los presentes hasta el último momento cuando, asomando su carita por la ventanilla del avión, ha pegado su nariz al cristal.