La reacción de Mayte Zaldívar a la juerga de Julián Muñoz y su entrada en la cárcel

La última juerga de Julián Muñoz en el pub ‘Trafalgar’ de Mijas (Málaga), bailando sevillanas a altas horas de la madrugada, sigue trayendo cola. Las comprometidas fotos del ex edil han llenado muchísimos titulares y ha provocado que siga cumpliendo su condena en tercer grado dentro del CIS de Algeciras, en vez de en su domicilio y controlado por una pulsera telemática. Hay que recordar que Julián salió de prisión en 2016, alegando una enfermedad incurable. No obstante, estas imágenes contradicen ese pretexto. Caprichos del destino, Rocío, la rubia que bailaba con el abulense, había sido compañera de cárcel de Mayte Zaldívar, además de guardar un gran parecido físico con ella, según informa ‘El Español’.

Resulta interesante saber cómo está viviendo la exmujer del que fuera alcalde de Marbella lo que se ha dicho que podría ser una encerrona al político. Mayte observa desde la distancia cómo, por ejemplo, Julián Muñoz fue condenado hace unas semanas a seis meses de prisión y cinco años de inhabilitación para un cargo público por un delito continuado de prevaricación con malversación de caudales. Alguien que la conoce bien es Mila Ximénez, quien dijo ayer en ‘Sálvame’ que había hablado con ella y que se encontraba “sorprendida” por el regreso de Muñoz al centro de inserción social. Como la colaboradora, ella también piensa que a Julián le han tendido una trampa.

Mayte Zaldívar está feliz y disfruta de su libertad tras cumplir su condena penitenciaria. Las heridas del pasado van cicatrizando, pero aún escuecen. Así lo vimos durante la entrevista que Toñi Moreno le hizo en ‘Viva la Vida’, donde reconoció que “no podré perdonar nunca a Isabel Pantoja”. Vivió un infierno y fue condenada a dos años y medio por blanqueo de capitales, algo que no está dispuesta a olvidar: “Yo no sé si mi vida era buena o era mala, pero era mía y me la rompieron. Qué más da si le perdono. Yo solo sé que mis hijas han sufrido muchísimo”, reconoció.

Razones para sonreír no le faltan, sobre todo por seguir viviendo una aventura de amor con Fernando Marcos, que comenzó hace más de quince años. La pareja ha extendido su amor al negocio y desde el pasado año regentan un gastrobar en el Mercado de Abastos de Marbella. Todo empieza y termina en la Costa del Sol.

6Amistades peligrosas

amistades-peligrosas

Otrora amigos, este particular triángulo amoroso ha sido protagonista de unas las mayores tramas de corrupción de las últimas décadas en España. Hoy en día no se pueden ni ver y el rencor les domina. 

5Su gran día

su-gran-dia

Mayte Zaldívar está feliz y disfruta de su libertad tras cumplir su condena penitenciaria, hace un año y medio. Las heridas del pasado van cicatrizando, pero aún escuecen

4Nueva vida

nueva-vida

Razones para sonreír no le faltan, sobre todo por seguir viviendo una aventura de amor con Fernando Marcos, que comenzó hace más de quince años. La pareja ha extendido su amor al negocio y desde el pasado año regentan un gastrobar en el mercado de abastos de Marbella.

3¿Qué piensa Mayte?

que-piensa-mayte

Resulta interesante saber cómo está viviendo la exmujer del que fuera alcalde de Marbella lo que se ha dicho podría ser una encerrona al político. Alguien que la conoce bien es Mila Ximénez, quien reconoció ayer en ‘Sálvame’ que había hablado con ella y que se encontraba “sorprendida” por el regreso de Muñoz al centro de inserción social. Como la colaboradora, ella también piensa que a Julián le han tendido una trampa.

2“Nunca perdonaré a Isabel Pantoja”

nunca-perdonare-a-isabel-pantoja

Durante la entrevista que Toñi Moreno le hizo en ‘Viva la Vida’, donde reconoció que “no podré perdonar nunca a Isabel Pantoja”. Vivió un infierno y fue condenada a dos años y medio por blanqueo de capitales, algo que no está dispuesta a olvidar: “Yo no sé si mi vida era buena o era mala, pero era mía y me la rompieron. Qué más da si le perdono. Yo solo sé que mis hijas han sufrido muchísimo”.

1Una pesadilla

una-pesadilla

Mayte Zaldívar nunca olvidará el Caso Malaya. La tramá que le hizo entrar en la cárcel por un delito de blanqueo de capitales.