Inoportuna coincidencia: Matilde de Bélgica y Mary de Dinamarca se visten de gemelas

Coincidir en vestimenta con otra invitada en una fiesta o en cualquier otro evento, te puede amargar el día. No se sabe si ese fue el caso de Matilde de Bélgica y Mary de Dinamarca cuando se encontraron cara a cara en Copenhague. Los Reyes Felipe y Matilde comenzaban ayer una visita de Estado a Dinamarca, que durará tres días, y fueron recibidos en el aeropuerto por todo lo alto por la Reina Margarita, y sus hijos, Federico y Joaquín, junto a sus respectivas esposas. 

A nadie le pasó inadvertido que los conjuntos elegidos para la ocasión por la Reina de los belgas y la Princesa danesa eran más que parecidos. Ambas lucieron sendos abrigos de corte clásico en tono pastel y también dos sombreros de tipo casquete, muy Jackie O. El caso es que parece que se lo tomaron con buen humor y las dos no dejaron de sonreír. Desde luego, parece que este pequeño detalle no ha causado, de momento, ningún conflicto diplomático…

7Recibimiento oficial

recibimiento-oficial

Los reyes de los belgas aterrizaron en Copenhague el martes 28 y allí fueron recibidos por la Reina Margarita y los príncipes Federico y Joaquín, acompañados por sus mujeres, las princesas Mary y Marie.

6Entre risas

entre-risas

Tras la ceremonia de bienvenida, los Reyes belgas y los príncipes daneses subieron a un barco para realizar un pequeño crucero en las aguas del norte. 

5Abrigos y tonos suaves

abrigos-y-tonos-suaves

Ambas optaron por sendos abrigos muy estructurados en tonos pastel, y se adornaron con unos broches. También llevaban un clutch.

4Un look idéntico

un-look-identico

Matilde y Mary debieron darse cuenta al instante de que sus atuendos eran sospechosamente parecidos… Lo que más llamaba la atención eran los sombreros-casquete que llevaban.

3Todos a bordo

todos-a-bordo

Felipe y Matilde de Bélgica y Federico y Mary de Dinamarca saludaron a los medios con simpatía.

2¿Te has dado cuenta?

te-has-dado-cuenta

Ambas se miraban casi como en un espejo, provocando una situación simpática y curiosa. 

1Cara a cara

cara-a-cara

Matilde y Mary tuvieron la oportunidad de charlar distendidamente en la cubierta del barco en una soleada jornada.