Belén Rueda confiesa (al fin) qué se ha retocado para estar más...

Belén Rueda confiesa (al fin) qué se ha retocado para estar más joven y hermosa

En medio de África, Belén Rueda se abrió a Jesús Calleja y le contó algunos detalles íntimos, como el único retoque estético que se ha hecho

Aventura televisada

Belén Rueda regresó de la mano de Jesús Calleja a África, el continente que tanto la había marcado durante el rodaje de ‘El cuaderno de Sara’. En esta ocasión, la actriz descubrió Guinea Ecuatorial, antigua provincia española. 

Bajo el agua

Juntos se lanzaron al mar para grabar, por primera vez, el conocido como Barco de la muerte, el de ‘Los últimos de Filipinas’. Si bien el aventurero no pudo completar la inmersión por un problema en la máscara, la actriz demostró que es una mujer todoterreno descubriéndolo ella sola.

Sin miedo a las preguntas

Una vez en tierra firme, Belén volvió a dejar claro que no tiene menos a casi nada, ni siquiera a las preguntas más comprometidas y zanjó la polémica sobre su físico y las supuestas cirugías a las que se dijo que se había sometido. 

Nada en la cara

“Para nuestro trabajo la cirugía estética en la cara es muy peligrosa, porque es verdad que te cambia el gesto… En la cara jamás me la haría”, aseguraba.

Pequeños trucos de belleza

A pesar de no haberse hecho “absolutamente nada” en la cara, explicaba que acudía de vez en cuando al centro de estética de una amiga para hacerse tratamientos “con maquinitas”. Además, confesó que uno de sus trucos de belleza es no acostarse nunca con la cara maquillada.

El pecho, sí

“¿No te has puesto culo?”, preguntaba insistente Jesús Calleja, a lo que la protagonista de ‘El Orfanato’ respondía sorprendida, “¡Pero cómo me voy a poner culo!”. “¿Pecho?”, insistía el de León, “el pecho sí que me lo operé en su momento, sí”, se sinceraba Belén.

El momento más duro

Otro de los momentos más sinceros de la noche fue cuando Rueda habló de la muerte de su hija, que falleció a los pocos días de nacer debido a una cardiopatía congénita. “No sé bien lo que significa superarlo, si es olvidar, no. Hay veces que estás más entera y otras que te pega más fuerte. Depende del momento de vida. Hasta el día siguiente de nacer no descubrieron que tenía la cardiopatía, empezó el infierno. Cuando te ocurre algo así, lo paras todo. Daniel y yo nos centramos en ella”, explicó Belén.

Belén Rueda regresó de la mano de Jesús Calleja a África, el continente que tanto le había marcado durante el rodaje de ‘El cuaderno de Sara’. En esta ocasión, la actriz descubrió Guinea Ecuatorial, antigua provincia española. Juntos se lanzaron al mar para grabar, por primera vez, el conocido como Barco de la muerte, el de ‘Los últimos de Filipinas’. Si bien el aventurero no pudo completar la inmersión por un problema en la máscara, la actriz demostró que es una mujer todoterreno descubriéndolo ella sola.

Una vez en tierra firme, Belén volvió a dejar claro que no tiene menos a casi nada, ni siquiera a las preguntas más comprometidas y zanjó la polémica sobre su físico y las supuestas cirugías a las que se dijo que se había sometido. “Para nuestro trabajo la cirugía estética en la cara es muy peligrosa, porque es verdad que te cambia el gesto… En la cara jamás me la haría”, aseguraba.

A pesar de no haberse hecho “absolutamente nada” en la cara, explicaba que acudía de vez en cuando al centro de estética de una amiga para hacerse tratamientos “con maquinitas”. Además, confesó que uno de sus trucos de belleza es no acostarse nunca con la cara maquillada.

“¿No te has puesto culo?”, preguntaba insistente Jesús Calleja, a lo que la protagonista de ‘El Orfanato’ respondía sorprendida, “¡Pero cómo me voy a poner culo!”. “¿Pecho?”, insistía el de León, “el pecho sí que me lo operé en su momento, sí”, se sinceraba Belén Rueda.

Otro de los momentos más sinceros de la noche fue cuando Rueda habló de la muerte de su hija, que falleció a los pocos días de nacer debido a una cardiopatía congénita. “No sé bien lo que significa superarlo, si es olvidar, no. Hay veces que estás más entera y otras que te pega más fuerte. Depende del momento de vida. Hasta el día siguiente de nacer no descubrieron que tenía la cardiopatía, empezó el infierno. Cuando te ocurre algo así, lo paras todo. Daniel y yo nos centramos en ella”, explicó la intérprete, que desde entonces está muy involucrada con la Fundación Menudos Corazones.

Con respecto al plano profesional, habló de sus comienzos en la serie ‘Periodistas’, de donde se llevó una mala experiencia debido a que algunos actores le “hicieron la vida imposible” porque creían que ella estaba en la serie “por ser pareja de Daniel Écija”, su por entonces marido y productor de Globomedia.

Ver fotos de famosos
siguiente