Así es la nueva vida de Mark Hamilton tras separarse de María Lapiedra

El culebrón de María Lapiedra y Gustavo González  tiene otro implicado que les ha robado el protagonismo a la enamorada pareja. Mark Hamilton, el ex de la futura concursante de Supervivientes, le ha cogido gusto a la televisión y a la popularidad. Lejos de mostrarse incómodo, Mark parece encantado con el papel de engañado, que, para empezar, le ha proporcionado hasta un nuevo trabajo.
Mucho se ha hablado de la poca afición al trabajo del ex de María, pero para callar bocas, lo primero que ha hecho Mark aprovechando su momento de gloria es incorporarse a la nómina de colaboradores de Cazamariposas, el programa de Divinity en el que también trabaja María.  Allí se disfraza, habla  sobre su particular reality, pero también se atreve a comentar las cuestiones de otros personajes del corazón. Esta nueva ocupación la combina con el estudio de arquitectura (carrera que él no ha llegado a terminar) que tiene con otros socios. También sus visitas al plató de Sálvame se han convertido en otra de sus ocupaciones favoritas.

Pero fuera de los platós de televisión, Hamilton ocupa la gran parte de su tiempo dedicado a sus dos hijas, Martina y Carlota. Aunque todavía no han firmado los papeles de divorcio (algo que parece que no llegará hasta que María vuelva de su aventura en Supervivientes), la pareja se reparte la custodia de las niñas una semana cada uno. Cuando le tocan a él, Mark está totalmente centrado en sus pequeñas y ejerce de padrazo.

Entre los planes de su nueva vida a Mark Hamilton le encantaría participar en la próxima edición de Supervivientes, donde seguro que va a estar María Lapiedra. Esa posibilidad de verlos juntos en la isla de Honduras ahora no parece muy posible, pero él ha confesado en varias ocasiones que le gustaría vivir esa experiencia. Esa posibilidad parece que ha perdido fuerza porque ahora todos los focos apuntan a la ex de Gustavo González como posible concursante. Lo que ya tiene ganado Mark por si finalmente termina en el reality es la excelente forma física, ya que se machaca en el gimnasio.

 

6La fama

la-fama

El ex de María Lapiedra le ha cogido gusto a la televisión y a la popularidad. Lejos de mostrarse incómodo, Mark parece encantado con el papel de engañado, que, para empezar, le ha proporcionado hasta un nuevo trabajo.

5Nuevo trabajo

nuevo-trabajo

Mucho se ha hablado de la poca afición al trabajo del ex de María, pero para callar bocas, lo primero que ha hecho Mark aprovechando su momento de gloria es incorporarse a la nómina de colaboradores de Cazamariposas, el programa de Divinity en el que también trabaja María.  Allí se disfraza, habla  sobre su particular reality, pero también se atreve a comentar las cuestiones de otros personajes del corazón

4En Sálvame

en-salvame

 Esta nueva ocupación la combina con el estudio de arquitectura (carrera que él no ha llegado a terminar) que tiene con otros socios. También sus visitas al plató de Sálvame se han convertido en otra de sus ocupaciones favoritas.

3Sus hijas

sus-hijas

Fuera de los platós de televisión, Hamilton ocupa la gran parte de su tiempo dedicado a sus dos hijas, Martina y Carlota. Lla pareja se reparte la custodia de las niñas una semana cada uno. Cuando le tocan a él, Mark está totalmente centrado en sus pequeñas y ejerce de padrazo.

2En forma

en-forma

Entre los planes de su nueva vida a Mark Hamilton le encantaría participar en la próxima edición de Supervivientes, donde seguro que va a estar María Lapiedra. Esa posibilidad de verlos juntos en la isla de Honduras por ahora no parece muy posible, pero él ha confesado en varias ocasiones que le gustaría vivir esa experienciaLo que ya tiene ganado Mark por si finalmente termina en el reality es la excelente forma física, ya que se machaca en el gimnasio.

 

1Divorcio

divorcio

Mark y María ya han comenzado los trámites del divorcio, que parece que no se hará efectivo hasta que ella regrese de Supervivientes. Aunque en un principio iba a ser de mutuo acuerdo, los problemas que han surgido entre ambos hará que sea por lo contencioso.