Restaurante Boca, sorprendente fusión madrileña y oriental

Una barra de inspiración oriental, informal y muy canalla y ocho mesas sin mantel repartidas en un pequeño local de luz tenue y mucha música dan la bienvenida en el recién abierto Boca. El último proyecto del grupo The Sexto, formado por los hermanos Santiago y Javier Orejana y sus socios Javier Fernández y David Zafra –artífices también del Mercado de Ibiza y Sexto-, se estrena en el número 20 de la calle Luchana con la pretensión de acercar al público del castizo barrio de Chamberí un concepto único que reúne las últimas tendencias en mixología. Y no sólo eso. Boca concibe la coctelería como una prolongación más de la cocina y acompaña su original carta de combinados con una propuesta gastronómica marcada por la fusión de los sabores de la cocina tradicional madrileña y los de la del sudeste asiático.

boca

COCTELERÍA INNOVADORA CON SELLO DE MUJER

Una propuesta callejera, divertida y muy diferente a todo lo que se puede encontrar en la capital que ha sido concebido para atender a todos aquellos que buscan disfrutar de la coctelería de nueva creación y acompañarla con platos pensados para compartir. El resultado es un espacio único y transgresor que tiene como hilo conductor la coctelería de autor que firma la joven bartender Debbie Mañas. Ingredientes ‘homemade’, presentaciones originales, nuevas mezclas y sabores conforman la carta de combinados con sello de mujer de la barra de Boca.

Pensados como una introducción a un plato, una prolongación del mismo o un elemento para contrarrestar y equilibrar sabores, entre los cócteles de Boca destacan el One Tox a base del licor japonés umeshu y perfecto para acompañar cualquier plato; la reedición del Bloody Mary: el Boca Mary, al que se le añade kimchie y soja y se sirve en un vaso japonés para acompañar platos ligeros como la ensalada de bogavante o las ancas de rana guisadas al momento al estilo Kung Pao; y la versión de la clásica Paloma, el Tamarindo Dove, un trago clásico a base de tequila al que añade una soda de tamarindo y lo convierte en el mejor acompañante de los callos madrileños.

 

Destacan también creaciones más dulzonas como el Martín Garata, a base de cachaça, mango y curry suave, que marida con los dumplings de pollo en pepitoria y los xia long baos de tortilla de patata, y algunos sabores fuertes como el Chinese tea con bourbon infusionado y salsa hoisin y el Red Forest con un marcado toque ahumado, mezcla de tres destilados (bourbon, mezcal y licor de hierbas), frutos rojos, lima y romero.

boca-1

 

GASTRONOMÍA EN TORNO AL CÓCTEL

En la misma línea rompedora e innovadora de su coctelería, la propuesta gastronómica de Boca aúna lo mejor de la cocina madrileña más castiza y de la del sudeste asiático. Una carta que han desarrollado los cocineros Iván Arévalo y Carlos Medina para maridar con los cócteles de Boca. El primero, al frente de la cocina, aporta el punto de vista y el estilo más tradicional, y el segundo añade las recetas más auténticas y su profundo conocimiento de las cocinas de las distintas regiones del sudeste asiático adquirido a lo largo de sus viajes. El resultado es una carta divertida, variada y con muchas sorpresas protagonizadas tanto por las elaboraciones, la fusión de sabores y las presentaciones de los platos.  

 

Así en Boca conviven algunas de las recetas del street food más representativas de países como Tailandia, Camboya, Vietnam o Laos con los platos del recetario madrileño más castizo. Con una marcada progresión, la carta de Boca propone pequeños y ligeros bocados para empezar y abrir el apetito. El nam chim de picaña y Tudela, un picante cogollo de lechuga relleno de piña, cacahuetes, pepino y carne de picaña curada durante tres meses al que se le añade una salsa especial con chile rojo; o el mango con adobo de Texmelucan, al que añaden bonito curado durante seis horas en la cocina, lima y un aderezo de salsa chutney de plátano, son algunos de ellos.

 

Para continuar apuestan por platos que sirven de transición para los sabores más fuertes como el xiaolongbao de tortilla de patata, un dim sum que en un bocado despliega todo el sabor a tortilla, y el dumpling de pollo en pepitoria. Como platos fuertes destacan el pad thai, un  guiso callejero de fideos de arroz con gambas al que añaden un toque de pimentón de la Vera y que aquí bautizan con el nombre de la calle más animada de Bangkok: ‘Kao San Road’; y el arroz frito al estilo Koh Samui servido en media piña y acompañado de anacardos, gambas y su salsa ‘rin’s’. Platos que conviven con otros de marcada fusión castiza-asiática como son el bacalao al pil pil de algas y hierbas vietnamitas, el curry verde casero con callos de bacalao y el hot pot chino de callos a la madrileña.

 

También merece una mención especial el pato Pekín laqueado que en Boca se elabora a la manera tradicional china: lo secan durante seis días en el restaurante hasta conseguir el punto exacto de la carne y juegan así con su textura. Trinchado en cocina, elaboran la piel por un lado y la sirven seca y crujiente como si fuera un torrezno y la carne por otro acompañada de salsa hoisin, especias y verduras. Y en los postres Boca apuesta por la rotación aunque siempre hay un must que permanece: la tarta de queso que elaboran con una receta de los años 40 rescatada del hotel Ritz.

 

ESTÉTICA AL MÁS PURO STREET FOOD ASIÁTICO

Para completar la experiencia gastronómica, los artífices de Boca han buscado transportar a todo aquel que entra a la parte más callejera de Asia con su ambiente. Para ello, han confiado todo el proyecto de decoración a uno de sus socios: David Zafra. El diseñador se ha inspirado en la estética de los puestos de street food donde la luz tenue y el estilo industrial predominan y se mezclan con elementos vanguardistas y materiales de moda como el mármol o el cobre. Todo se ha hecho a medida para el local, tanto las sillas y los taburetes como los tapizados o los neones indican dónde están la cocina y la barra de coctelería.

 

En definitiva, Boca es un espacio para disfrutar de un ambiente callejero y canalla, romper toda clase de norma en la mesa y descubrir una gastronomía creada alrededor del cóctel.

 

Dirección: Luchana, 20.

Horario: Comidas de martes a sábado de 13:030 a 16:00 h. Cenas de lunes a jueves de 20:30 a 23:30 h. Viernes y sábado de 20:30 a 00:30. Cierra domingo y lunes a mediodía.

Teléfono: 91 447 49 04.

Precio medio: 35-40 €.