Tejas verdes: Tradición y exquisitez castellana

En pleno corazón de San Sebastián de los Reyes encontramos un reducto de tranquilidad, tradición y mucho sabor. Los amantes de tesoros gastronómicos que huyen del bullicio y buscan la paz ya tienen una nueva referencia. Se trata de Tejas Verdes.

Son lugares como Tejas Verdes los que hacen que el comensal no sólo disfrute de una comida tradicional, sabrosa y cuidada sino que también le permiten viajar a un lugar que se ha parado en el tiempo lleno de tranquilidad y sosiego.

Fue en 1964 cuando este precioso restaurante abrió sus puertas con el fin de ofrecer a sus comensales un espacio único y con buena gastronomía. Actualmente la tercera generación de sus fundadores, la familia Mayoral,  siguen trabajando con la misma premisa en una época donde todo ha cambiado. Sin embargo, ellos han querido mantener ese espíritu intacto para ofrecer a los comensales de hoy en día una experiencia única, sin prisas, con recetas tradicionales adaptadas a nuestros tiempos y con un servicio cuidado y exquisito.

Todo en un entorno idílico. Una vez que entras en Tejas Verdes no quieres salir. Su exuberante hectárea plagada de arboles y zonas verdes acompaña a este particular caserón castellano. Sus principales iconos decorativos giran entorno a sus techos altos de madera decorados con auténticas cerámicas de Talavera y Puente del Arzobispo. Un entorno perfecto para disfrutar de las frías comidas de invierno alrededor de sus tradicionales chimeneas. Será en estos meses cuando su  jardín cobre protagonismo ofreciendo al comensal inmejorables veladas veraniegas.

En su carta encontramos platos de referencia castellana como la paletilla de cordero lechal de Segovia, -indicación geográfica protegida-, o la sabrosa Morcilla de Burgos. Sin embargo los orígenes vascos de la familia se hacen presentes gracias a platos como los Txipirones en su tinta o las Kokochas al pil-pil, el sello de la casa. Importante degustar platos de exclusivo producto como el jamón de bellota de la Dehesa de Extremadura o las anchoas de Santoña.

No dudo que cualquier plato será un acierto pero sea como sea lo mejor es dejarse aconsejar por su servicio de sala, ya que hay productos de temporada como setas, verduras o pescados frescos del día que no aparecen en carta.

Sus postres, como no podían ser de otra manera, son caseros. Leche frita con helado de Leche merengada, Tarta Tatin de manzana, trufas, arroz con leche con costra quemada  elaborado como se hacía antes.

Un lugar que conquisa gracias a su idílico ambiente, el sabor de sus platos y el buen hacer de una familia que mantienen sus tradiciones.

Lo bueno: Tejas Verdes ofrece el entorno perfecto para celebraciones familiares.  En los meses primaverales resultan un auténtico deleite para los pequeños de la casa y los no tan pequeños.

Lo mejor: Gastronomía tradicional cuidada en un espacio que te hará soñar.

Precio medio: 35 – 40€

Dirección: Paseo de Europa, 8 – San Sebastián de los Reyes (Madrid) Tel: 91 652 73 07, 91 652 23 18

 

@Mysevendays

#unedengastronomico

@tejasverdes_restaurante