El Madrid más peruano se llama Quispe

Es bien sabido por todos que la gastronomía peruana es una de las más ricas del mundo. Las técnicas tradicionales, la vanguardia en sus nuevas creaciones y los sabores fusionados de cuatro continentes hacen que para mí sea imposible no confesar que es una de mis gastronomías favoritas.

He tenido la oportunidad de visitar en varias ocasiones Lima y he de reconocer que me he vuelto loca en sus cevicherias, en sus restaurantes bien cuidados donde el pescado de lujo se convierte en el protagonista o dependiendo del día comiendo un buen trozo de lomo. Es por todo esto que me llevé una muy grata sorpresa cuando degusté una impecable cena en el nuevo restaurante peruano de Madrid. Se llama Quispe y después de mi cena puedo decir que ha llegado para quedarse.

Quispe, uno de los apellidos más antiguos y populares de Perú, se ha ido mezclando con diferentes culturas hasta llegar a la diversidad social, cultural y gastronómica que forma el país. Su principal propietario, César Figari, quiere lograr la mejor experiencia gastronómica peruana de Europa recuperando los orígenes de su cocina, sin olvidar la riqueza de su mestizaje. “Quispe es un homenaje a lo nuestro, a la mezcla; una fiel representación de la compleja realidad de la sociedad peruana”, explica.

Quispe, ocupa la primera planta de un edificio donde se han diferenciado tres ambientes pensados para diferentes momentos o necesidades de sus clientes. A su comedor hay que añadir una zona con mesas altas pensada para picar algo en grupo y un pequeño salón con sillones donde disfrutar alguno de sus cócteles. Han dividido su carta de comida, creada por su chef Alex Vargas, en tres partes: las tapas de autor, cocina fría y cocina caliente. La primera parte son “de autor” de verdad. Figari le pidió a siete amigos suyos, siete chefs reputados de Perú primero que acogieran a su equipo de cocina y lo formaran, y después que cada uno creara una tapa que su equipo se traería y sirven ahora en Quispe.

 

Y después de este marco tan cuidado y estudiado mi experiencia en Quispe no podía ser menos que espectacular! Comenzamos con un maki acebichado, langostino, palta, atún, salsa acebichada y togarashi; buenísimo.Una antesala perfecta para una cena que iba a dar mucho de sí.

Continuamos con el ceviche Q a base de lubina, pulpo y calamar, leche de trigue de ají amarillo. Un viaje directo a Lima donde sobra decir que la materia prima y frescura del pescado eran inmejorables.

 

Recibimos con gran entusiasmo las Berenjenas BBQ, yogur ahumado con piel de naranja, miel de trufas, pimientos de Padrón y cacahuetes; un plato divertido, diferente y riquísimo.

Seguimos con un Quinoto y Pulpo a la Plancha, quinoto con tinta de calamar, mahonesa de rocoto y chimichurri de granada; el sabor del pulpo increíble y la combinación de sabores un auténtico festín para el paladar.

Y ya para cerrar esta experiencia peruana redonda terminamos con un exquisito dulce: la Tarta de Limón, crema de limón, merengue suizo y alfajor peruano.

Voy a terminar con una confesión, he comido de más pero quise prolongar deliberadamente tanto placer…Quispe, gracias por una experiencia de 10!

Lo bueno: Para los amantes del buen pisco, Quispe ofrece una decena de elaboraciones diferentes: desde el clásico Pisco Sour a mezclas con vino, vermouth, campari o diversos zumos.

Lo mejor: Disfrutar de una de las mejores gastronomías del mundo sin salir de la ciudad.

Precio medio: 35€

Dirección: Calle Orellana, 1 Madrid Tel: 911 37 57 85

 

By Alba C @albaaac.m

@quispe_madrid

#elmadridmasperuano