La sofisticación de Pomerania

Sofisticado, elegante y sencillo. Así es el nuevo restaurante del grupo hostelero RanTanPlan ubicado en la calle Maria de Molina 4. Sus restaurantes han visitado el blog en varias ocasiones siempre dejando muy buen sabor de boca. Pointer, Chow Chow y Teckel, formaban esta camada tan gastronómica que se ha establecido en la capital para cosechar éxitos. Hoy en día se suma un nuevo cachorro, esta vez el turno es de POMERANIA.

Imponente, vanguardista y elegante. Así es la entrada de Pomerania. Techos infinitos repletos de luz y plantas donde sus enormes y sofisticadas lámparas cuelgan para no dejar indiferentes a ninguno de sus visitantes.

Una barra llena de botellas y espejos nos da la bienvenida a un local con varias salas y ambientes. Todas con un denominador común: el buen gusto.

La terraza nos traslada a un edén urbano donde todos quieren estar. Sin embargo nada tiene que envidiar su interior. Acogedor y con un elevado punto de sofisticación. Materiales naturales, tonos tierra, grises y arena, obtienen una composición armónica y vibrante de texturas, colores y acabados. El espacio cuenta con una increíble iluminación gracias a los grandes ventanales y espejos que crean una sucesión de zonas interconectadas de gran luminosidad.

El juego de alturas con diferentes niveles en sus salas y baños así como las originales separaciones con cristales, metales y latones hacen que cualquiera de sus mesas sea el lugar perfecto para disfrutar de un almuerzo o cena.

Y en este entorno tan cuidado donde los detalles no pasan desapercibidos tuve la suerte de disfrutar un exquisito almuerzo que daba la bienvenida a la primavera madrileña cargada de sol y energía. Quizás la maravillosa luz de la capital que inunda todos los rincones de Pomenaria hizo que pudiera disfrutar aún más de cada uno de sus platos.

Su carta reza una gastronomía tradicional con tintes viajeros. La experiencia de los diferentes viajes realizados por su chef y director de proyecto Gonzalo Menéndez se ve reflejada en múltiples bocados de la carta de Pomerania. Otra influencia de su menú la encontramos en los sabores de sus compañeros de camada. Haciendo un guiño al grupo y dando así la bienvenida a este nuevo miembro encontramos los platos más icónicos de los otros locales. Es el caso de los langostinos tigre en tempura con salsa chillo garlic de Chow Chow , la lubina a la sal de Pointer o los flamenquines de calabaza, pollo y fiambre de pavo y queso de Teckel. Todos platos estrella de sus restaurantes que también harán las delicias de los comensales en este nuevo local. Sin embargo el punto fuerte de Pomerania es el sabor clásico y las recetas de toda la vida con un giro sofisticado y actualizado.

Su carta baila entre apetecibles entrantes, platos frescos y ligeros, arroces, pasta y pescados o carnes. Todo para compartir o para disfrutar a solas. Tú eliges. Sin complejos ni florituras llegó su famosa Tortilla de Betanzos. Todo sabor y textura perfecta para los amantes del huevo y la patata. Y es que nadie puede excluir en su comanda este entrante tan rico.

El siguiente plato (para compensar) fueron sus verduras hipster. Una selección de vegetales poco comunes cocinados a la brasa y presentados con salsa romescu. Sin duda una deliciosa locura para los amantes de la verdura.

Raya a la mantequilla negra o calamar a la parrilla con Quinoa y emulsión de yuzu fueron platos que llamaron mi atención en el apartado de pescados. Especial mención al Solomillo not Wellington o el Entrecot de lomo bajo nacional que ocupan un lugar importante en el ranking de carnes apetecibles en Pomerania.

Una carta que complementa su oferta gastronómica con dulces de toda la vida como son su TORRIJA o su ya famosa tarta cremosa de queso. Ambos exquisitos!

Pero no todo queda aquí, en la mesa. Pomerania ofrece a sus visitantes una interesante carta de barra con una selección de productos frescos de temporada que se pueden degustar de pie en la barra. Se trata de productos frescos del mar, que se pueden tomar al natural o a la plancha; y productos de temporada de la tierra, como espárragos, alcachofas o tomates. Una opción ideal para los amantes del aperitivo. Te apuntas?

Entorno idílico, carta tradicional con toques renovados y un ambiente sofisticado y muy chic….te lo vas a perder?

Lo bueno: Oferta gastronómica variada y atractiva.

Lo mejor: Ambiente y decoración con sello de sofisticación.

Precio medio: 40€

Dirección: Maria De Molina, 4 Teléfono 910 884 550

@Mysevendays

@Pomeraniamadrid

#PomeraniaMadrid