Casa Carola: tiempo de cocido

Los placeres mayores, a veces, son los más sencillos. Por eso, tomar un delicioso cocido en estas bajas temperaturas de Madrid, es todo un lujo. Degustar un cocido requiere todo un ritual y en Casa Carola, que ya lleva abierto quince años, han pensado en todo. Hasta en un babero, regalo de la casa, para que puedas degustar tranquilo su sopa y los tres sucesivos vuelcos que componen los garbanzos segovianos de la Casa, acompañados de piparras, cebolletas y salsa de tomate con comino, ajo y orégano; la fuente de verduras con patatas nuevas y finalmente las carnes, con su morcilla casera, chorizo de sarta, huesos de caña, tocino ibérico, carnes de añojo y pollo y las sabrosas puntas de jamón, servidos al centro de la mesa, para que cada cual disfrute más y mejor de lo que le apetezca.

Casa Carola abrió sus puertas a comienzo de 1998.

Casa Carola abrió sus puertas a comienzos de 1998.

Chilo y Jaime Rivero, actuales propietarios, hijos de Jaime Rivero padre que fue el fundador

 

Chilo y Jaime Rivero, actuales propietarios, hijos de Jaime Rivero padre, que fue el fundador.

Una copa de cava, una croqueta casera, postre casero, café y chupito de licor completan el menú sano y suculento de Casa Carola a un precio cerrado (IVA incluido) de 29€ por comensal y que puede degustarse en los dos establecimientos todos los mediodías y en Padilla las noches de viernes y sábados.