Michael Shannon, el director Ariel Vromen, Winona y Ray Liotta a su llegada a la première en el Lido veneciano.