Analizamos en profundidad de qué manera se produjo uno de los momentos más esperados de la semana: el reencuentro entre Marta Riesco y Rocío Flores en el plató del programa en el que ambas trabajan.


Marta Riesco se convirtió este pasado jueves en el centro de todas las miradas después de tomar la decisión de reaparecer en directo en el plató del programa en el que trabaja para hablar de su relación con Antonio David Flores. La periodista ha declarado en más de una ocasión que quiere seguir trabajando y que no quiere añadir mucho más sobre su nueva etapa al lado del ex Guardia Civil porque no es un personaje público. Sin embargo, los ojos están puestos ya sobre ella.

Este pasado jueves estos ojos estuvieron más encima de ella que nunca. Y es que se produjo una escenografía de lo más llamativa cuando decidió salir en su programa en directo. A diferencia de como la hemos visto otras veces, Marta Riesco dio una entrevista a Joaquín Prat de pie y en otra zona del plató de ‘El programa de Ana Rosa’.

El motivo que podría haber llevado a la dirección a tomar esta decisión es evitar que Marta estuviera en el mismo plano que Rocío Flores, que precisamente reaparecía en este programa para desvelar cómo estaba viviendo la noticia de la confirmación de la relación de su padre y Marta Riesco. En cámara nunca aparecieron en el mismo plano y tan solo se vieron juntas cuando partieron la pantalla en dos. En una parte estaba Marta y en la otra, Rocío.

Se decidió que Marta Riesco y Rocío Flores no estuvieran juntas

Rocío Flores mensaje
© Telecinco.

Tampoco se ha pasado por alto el cambio de Marta Riesco en cuanto a la elección de su estilismo. La periodista quiso reaparecer con un look de lo más sobrio, ya que era consciente de que muchas miradas estaban puestas sobre ella. A diferencia de lo que lleva otras veces para sus apariciones en televisión, la joven se enfundó en un traja de chaqueta de pantalón azul petróleo, que combinó con un top de flores.

Pero los gestos que tuvo Marta Riesco durante la entrevista también llamaron la atención. A pesar de que está acostumbrada a estar delante de una cámara -lleva años siendo reportera en ‘El programa de Ana Rosa’-, la periodista siempre ha hablado de otras personas y no de ella misma. Su semblante era diferente, más serio, puesto que estaba hablando de un tema personal. Algunos de sus gestos al hablar del tema mostraban que estaba viviendo un momento de nervios.

Los gestos de Marta mostraban de manera clara su nerviosismo

Marta Riesco plató
© Telecinco.

Marta Riesco tuvo que dar su testimonio frente a Rocío Flores, que había pasado una mañana complicada a causa de las últimas noticias que han convertido a su padre en protagonista de la semana. «Respeto el dolor de todas las partes, aunque yo no tengo nada que ver en eso. El corazón manda y por eso estoy aquí. No quiero tener miedo», comenzaba diciendo. «Estoy enamorada y no voy a contestar a nada más», añadía sin dar fechas ni más detalles al respecto.

Tan solo puntualizaba que lo suyo comenzó tras la ruptura de Antonio David y Olga: «Cuando yo comienzo él ya no estaba con Olga (…) Soy una mujer que quiero que me defina mi trabajo, no con quien estoy. Sé que es complicado. Estoy conmovida. Estoy bien y estoy feliz. Gracias a mi padre, a mi hermano, a mi madre, por no juzgarme».