Los eurofans ya tienen apuntado en su agenda que entre el 19 y el 23 de mayo, Viena se convertirá en la capital europea de la música, ya que albergará las semifinales y la final del festival de Eurovisión. La capital austriaca lo dará todo en este certamen, que tendrá lugar en el Wiener Stadthalle, un impresionante complejo en el que han actuado artistas como Frank Sinatra, Michael Jackson y The Rolling Stones, entre otros, y que también ha albergado numerosas competiciones deportivas.

Viena cuenta con las infraestructuras necesarias para un evento de esta magnitud, por ejemplo, en materia de transporte. Desde su aeropuerto internacional salen vuelos directos a 177 destinos de 69 países y en unos quince minutos puede llegarse al centro de la ciudad con el tren (CAT) y allí disponen de una espléndida red de transporte público con metro, autobuses y tranvías.

De igual forma, hay más de 400 hoteles con más de 60.000 camas, apropiados para todo tipo de presupuestos, y disponen de una amplia oferta de restauración y bares, con más de siete mil establecimientos, unos ochocientos en el centro de la ciudad. Asimismo, son innumerables los espectáculos musicales que puedes disfrutar a lo largo del año, como el inolvidable Concierto de Año Nuevo, y numerosas estrellas internacionales de la música clásica y otros géneros como el pop o el rock incluyen en sus giras a esta histórica ciudad a la que miles de visitantes acuden cada año para seguir las huellas de Sissi emperatriz.