Enrique Ponce ha sufrido una cogida mientras toreaba en Cádiz. Su novia, Ana Soria, ha sido testigo de cómo el toro le embestía cuando entraba a matar. Vea el vídeo comple


Ser novia de un torero no debe ser tarea sencilla, porque enfrentarse a la idea contante de que tu pareja pueda perder la vida cada vez que acude a trabajar debe provocar una incertidumbre muy grande. Algo que acaba de comprender a la perfección Ana Soria, tras la aparatosa cogida que sufrió su pareja, Enrique Ponce, en la tarde de este jueves en la Plaza Real del Puerto de Santa María, Cádiz. El diestro ha regresado a los ruedos tras el parón que ha supuesto el coronavirus con ganas de comerse el mundo plaza a plaza. Desea demostrarle a su joven novia el talento que tiene en el albero, pero quizá esto le haya provocado arriesgar más de la cuenta, terminando por los suelos a consecuencia de una embestida del primer toro de la tarde.

Estas son las duras imágenes que Ana Soria presenció en directo desde el tendido de la plaza de toros de Cádiz. Una sobrecogedora embestida cuando Enrique Ponce entraba a matar que hizo que el público no pudiese contener un grito de desesperación, mientras que la joven novia del diestro no podía disimular su nerviosismo. Afortunadamente, el torero no sufrió una cogida grave y pudo terminar la faena sin mayores complicaciones, aunque terminó con el brazo vendado y tratando de tranquilizar a su chica estrechándole la mano con cariño. Vea el vídeo de la cogida: